miércoles , noviembre 25 2020
Home / Humanismo y legalidad / Un nuevo freno a las terapias de conversión, ahora en el Estado de México

Un nuevo freno a las terapias de conversión, ahora en el Estado de México

Por Norma Celia Bautista Romero (norma@humanismo.mx)

Ser diferente en un mundo donde todo se ha construido desde visiones hegemónicas basadas en prejuicios y estereotipos, puede traer distintas problemáticas para aquellos que no se sienten cómodos con las reglas impuestas.

Por ahí se dice: “hablando se entiende la gente”, pero, por desgracia para ciertos colectivos, defender sus posturas o su derecho a ser diverso, frente a aquellos que los consideran una anormalidad, puede poner en riesgo su integridad física, psíquica o incluso su propia vida.

No es nada nuevo el señalar que la sensibilización y concientización de la población en general, es de vital importancia; dejar de lado el encasillamiento de las personas y dar paso al entendimiento de que las preferencias, orientaciones, creencias u opiniones, pueden ser expresadas sin restricciones morales o conservadoras, no hará evolucionar a una convivencia más armónica, pero sobre todo respetuosa.

Muchas veces, el pronunciamiento de determinados líderes puede ayudar en esta labor, por supuesto si el discurso se apega al respeto de los derechos humanos. Así en días recientes hemos escuchado como al papa Francisco, en una entrevista,  avala la legalización de uniones civiles de parejas del mismo sexo, bajo la idea central de que todos, sin distinción, tenemos el derecho a formar una familia.

Otras veces, requerimos la activación de los agentes estatales, quienes en cumplimiento a las obligaciones y deberes que surgen de esos derechos humanos, establecen disposiciones normativas prohibitivas para frenar abusos, que parten de la ignorancia y el rechazo a determinados colectivos.

Las terapias de conversión, se venden como tratamientos especializados de índole psiquiátrico y/o psicológico que tiene como objetivo cambiar la orientación sexual, la identidad o la expresión de género, de aquellos que se considera, han salido de la normalidad. Mediante estos procedimientos, que no son más que actos de tortura, pretenden “curar” lo que consideran una desviación.

Este tipo de procedimientos, han generado consenso entre verdaderos especialistas y defensores de derechos humanos, sobre la evidente violación a derechos fundamentales, que atenta contra las personas en varias dimensiones. Del mismo modo, organismos internacionales han manifestado su rechazo sobre la existencia de los mismos, inclusive asociaciones médicas y psiquiátricas han dejado de considerar a la homosexualidad como un trastorno mental.

Con estos antecedentes, el 20 de octubre pasado, el Congreso del Estado de México ha aprobado reformas al Código Penal de su entidad, para prohibir y sancionar las terapias de conversión, de esta manera a quien someta, coaccione u obligue a otra persona a recibir o realizar procedimientos con la finalidad de cambiar su orientación sexual, será acreedor a una sanción que va de 1 a 3 años de prisión o la realización de trabajos comunitarios, así como multas de 50 a 200 días.

Por supuesto que esto se mira como un avance importante, sin embargo aún los pendientes en cuando a protección de derechos y el ejercicio de los mismos, tienen largas filas en espera de atención, pese a ello, hoy día tenemos un documento normativo traducido en un tipo penal que coadyuva en la eliminación de ideologías basadas en mala información, así como en ideas morales arcaicas.

Si bien, podemos o no compartir, por ejemplo, una creencia religiosa; el escuchar a un líder en ese campo cambiando paradigmas sobre concepciones arraigadas en una sociedad que no permite la evolución y el pensar diferente, abre nuevas puertas para la diversidad y el respeto a esta, que por lo pronto, hoy con este tipo penal que se ha materializado en el Estado de México, se refuerza más aquello que no queremos entender con las simples palabras y buscando empatía, pero que con la prevención secundaria, garantizamos la protección a grupos en situación de vulnerabilidad.

Para más información y comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo  contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Por qué 1 de cada 5 personas transgénero experimentan la falta de vivienda

Artículo publicado originalmente en: https://www.rnz.co.nz/ escrito por Susan Strongman and Murphy

Deja un comentario