martes , septiembre 17 2019
Home / Principal / Resistencia al cambio cultural, el mayor obstáculo para el avance de los derechos humanos

Resistencia al cambio cultural, el mayor obstáculo para el avance de los derechos humanos

Encuentro de especialistas en Querétaro (comunicado)

“La resistencia al cambio cultural, es el más grande obstáculo para el avance de los derechos humanos en México. Por eso, es necesario romper patrones culturales y entender que defender los derechos humanos no es un asunto únicamente de inteligencia o raciocinio, sino de sentimientos. Se trata de ser empáticos ¿Cómo me sentiría yo en el lugar del otro? y a partir de ahí se busca la manera de lograr que se respeten y garanticen los derechos de todas las personas sin importar sus diferencias”, expresó el director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Gerardo Laveaga durante la Conferencia Magistral que impartió en el Congreso Nacional “Logros y Retos de los Derechos Humanos” durante el fin de semana en Querétaro.

Dicho evento fue organizado por la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, la Federación de Colegios y Asociaciones de Abogados de Querétaro, A.C. y la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) con motivo del 25 Aniversario del Organismo Público Defensor de Derechos Humanos donde, al continuar con su exposición, el titular del Inacipe recordó que el filósofo, economista, sociólogo e historiador escocés David Hume explicó que la voluntad y aquello que nos genera pasiones es lo que nos mueve, pues las pasiones nos mueven porque queremos dinero, poder, prestigio, etc, entonces, la pasión (lo que siento) pone a trabajar la inteligencia haciendo que me pregunte a mismo ¿cómo lo consigo?

En ese sentido, al relacionar esto como los derechos humanos, podremos darnos cuenta de que la defensa de estos derechos se mueve a partir de lo que sentimos; es decir, cuando sentimos injusticia, desigualdad o la violencia no queremos que se repita con nosotros, ni con los demás, entonces, buscamos que se respeten y garanticen los derechos humanos de todas las personas, generando así que se comience un cambio cultural, pero al mismo tiempo, se encuentra resistencia de quienes no han sentido esto o de quienes buscan controlar a los demás para lograr sus fines a partir de relatos o cuentos inventados que generan amenazas o miedo y que pueden entenderse más claramente a través de expresiones como: ¡si no haces lo que te digo, o si no piensas como te digo, entonces te irás al infierno!

“Entonces, el mejor método para enfrentar este obstáculo para el avance de los derechos humanos es empezar a cuestionar ¿por qué si y por qué no? pues a través de ese diálogo o choque intelectual y emocional pueden generarse avances para los derechos humanos”, puntualizó Gerardo Laveaga al concluir su exposición.

En su oportunidad, el director de Asuntos Jurídicos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz, Miguel Ángel Córdova Álvarez, afirmó que los derechos humanos no pueden estar sujetos a complacencias mayoritarias, porque defender los derechos humanos es defender la constitución tal y como lo ha indicado la Suprema Corte de Justicia de la Nación en diferentes resoluciones de amparos que ha resuelto.

Gabriela Nieto Castillo, Magistrada del Tribunal Electoral del Estado de Querétaro, mencionó que la igualdad se enfrenta al antivalor de la discriminación y por esa razón el Estado tiene la obligación de actuar frente a las diferencias y entender sus necesidades para que pueda garantizarse la igualdad en los derechos, el trato y las oportunidades que mejoren la calidad de vida de toda la ciudadanía, mientras que Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, reconoció que aunque se ha avanzado en la ratificación y suscripción de tratados internacionales sobre Derechos Humanos, en México aún se materializan violaciones a derechos civiles y políticos, así como discriminación a minorías y grupos vulnerables.

Por esa razón, Ricardo Ugalde Ramírez, director de la Facultad de Derecho de la UAQ, recordó que todas las autoridades sin importar su jerarquía deben respetar, proteger, promover y garantizar los derechos humanos, así como los principios de universalidad, indivisibilidad, interdependencia y progresividad de los mencionados derechos, tal y como lo ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, “pues de nada sirve tener la mejor legislación si los derechos humanos no son entendidos primero por las autoridades que tienen la función de respetar, proteger, promover y garantizar los derechos humanos”.

About redaccion

Check Also

Desborde de ausencias… cascada de silencios.

Letras para el colectivo… letras con orgullo

Deja un comentario