jueves , agosto 13 2020
Home / Baja California / Lo importante que es uno en su propio mundo…

Lo importante que es uno en su propio mundo…

Espacio Mostroso, por Mostro Vacci

La naturaleza humana se me hace fascinante. Cada quien definitivamente tenemos nuestro mundo, nuestras ideas e incluso hasta nuestros delirios. Todo es muy personalizado. Lo curioso de todo es que dentro de nuestro universo, como somos reyes y creadores del mismo, tenemos la idea, muy errónea de que el resto del mundo se debe regir bajo las mismas reglas, sin embargo, nunca tomamos en cuenta de que en el universo de la otra persona pasa exactamente lo mismo.

Vivir en mi mundo es maravilloso, los invito a que se den una vuelta y vengan de vacaciones unos días. Todo me parece interesante, fascinante, intrigante, todo es una buena oportunidad de aprender algo nuevo, hasta de lo más triste y lo más oscuro que sucede. Claro, lloro y hago berrinche como todo ser humano, pero al final de cuentas, una oportunidad de crecimiento siempre es algo que debe aprovecharse para no cometer los mismos errores.

Entonces, algo que quizá debo aclarar para algunas personas es que cuando eres parte de mi mundo, de mi círculo de confianza, de mi interés o de lo que sea y haces mal uso de ese privilegio, lo único que hago es desterrarte y eventualmente olvidarte. No me olvido de la experiencia porque un buen aprendizaje no es para dejarse en la papeleta de reciclaje, pero sí de tu marca en mi vida, tu significado y (como descubro últimamente) tu nombre.

Me encanta la idea que se han hecho algunas personas de que son tan especiales que me la he pasado llorando en el rincón porque pasaron brevemente por mi vida. Está bien, les vi potencial de ser especiales, pero como todo, los verdaderos colores salieron y los dejé caer como una papa caliente (de preferencia en el tambo de la basura) y basura que echo al bote, no la vuelvo a sacar porque eso querría decir que tengo que meterme, embarrarme todo y encontrar algo que decidí que no tenía valor en mi vida y que eventualmente descarté. Paso.

Y no por eso quiere decir que no sean especiales como seres humamos, que quede claro. Para nada. No es mi intención hacer menos a nadie. Simplemente para mi existencia y mi universo no traen nada de valor o utilidad, así que no se les toma en cuenta.

Es lo que he estado descubriendo últimamente entre pláticas con amigos que tengo en común con gente de mi pasado. Que al parecer sienten que mi corazón sigue llorando por alguna situación que ha quedado en el pasado. Algunos incluso han mencionado que probablemente los odio. No. No tengo para el odio en mi vida. Claro que hay cosas que odio como cuando me pego en el dedo chiquito del pie con al mesa o cuando estoy jugando en mi celular y se me reinicia la pantalla. Uy! Solo de acordarme me arde el alma, pero para personas, ¡nah! Que quede claro que si no estás en mi vida es porque no mereces estarlo y ya.

Mis deseos de venganza que te imaginas son nulos. No tengo tiempo ni interés en pensar en esa gente que no me valora. Mejor uso mi tiempo para amar a esos que me aman. A mi familia, a mis amigos, a los señores de los tacos que siempre me reciben con gusto, a mis gatos. Es más productivo así mi tiempo, además que todas mis frustraciones, miedos, corajes, represiones y frustraciones las escribo aquí y las comparto con el mundo, así que mi pecho no carga con pesos innecesarios ni culpas imaginarias. Lo que pude hacer y no hice ya no lo puedo hacer y lo que puedo hacer lo hago. Punto.

Quizá mucha gente me tache de simplificar las cosas, pero en realidad la vida es tan complicada como uno quiera hacerla. En serio. Cuando me la pasaba reprimido, deprimido y enojado con el mundo todo era feo, oscuro y apestoso. Una vez que solté las piedras y en muchas ocasiones, los bultos de excremento que yo voluntariamente cargaba, resulta que el mundo es un lugar agradable dónde vivir. Increíble, pero cierto.

Entonces, persona del pasado. Si te sientes tan especial, me da gusto por ti. Ha de ser maravilloso vivir en tu mundo también, pero no quiero visitarlo, gracias. Disfruta de él y de ti y consíguete una vida, porque al parecer es medio aburrida si gastas tu tiempo viendo hacia la mía.

Si canto “Ya te olvidé” o “Cobarde” no es porque esté pensando en ti cuando las entono, sino que mi alma maricona quiere un toque de drama en su día y me encantan las canciones con emociones fuertes, tristes y ardidas. Me encanta oír el dolor en la voz de Adele aunque no esté despechado. Adoro la fuerza de Mónica Naranjo aunque mi alma no esté en constante sufrimiento. Digo, a veces hasta una de rap me puedo aventar y no quiere decir que tenga interés en dispararle a gente o vender droga. Digo…

No me sé tu nombre ya porque no lo menciono. No hablo de ti generalmente. No pasas por mi mente al menos que me tope con alguien que te conoce y te menciona. Yo vivo para mí y no por el hecho de que tengo pareja, sino porque me amo yo y no tengo tiempo para gente irrelevante. Dice la “Ley de Murphy”: si echas una cucharada de vino fino en un barril de desperdicios, seguirán siendo desperdicios y si echas una cucharada de desperdicios en un barril de vino fino, se convertirá en desperdicios. Yo mejor me quedo con el vino fino, está rico y el sabor de los desperdicios no me agrada. Salud a quien sí.

Mi vida es sencilla, vivo, escribo, amo y me dedico a mejorar como persona. No me meto con nadie y me ocupo de lo mío. No me incube ni me interesa entrometerme en los asuntos ajenos. Todo eso hace que tenga una paz interna muy poderosa que comparto con aquellos que desean recibirla. No entiendo cómo otra gente se dedica solamente a joderle la existencia a otros, pero pues ahí cada quien comprenderá su motivación.

Los colores de mi alma hacen que mi mundo sea hermoso y diverso, ¿qué hay en la tuya?

Compartan… si se atreven.

Saludos afectuosos.

Mostro.

About Mostro Vacci

Check Also

Yo era trans socializado

Artículo publicado originalmente en: https://medium.com/ escrito por Tess Tanenbaum

Deja un comentario