jueves , octubre 22 2020
Home / Baja California / La justicia depende de cómo te conviene… 

La justicia depende de cómo te conviene… 

Espacio Mostroso, por Mostro Vacci

La justicia, al parecer, es un término relativo. La gente la utiliza para explicar el porqué muchas de sus acciones. Es un buen comodín. Bien utilizado hace que toda perspectiva se acomode a la de uno y logra que las cosas parezcan mejor de lo que en realidad son. Bien torcido el concepto se puede convertir en una bella trenza que adorna hasta la basura más apestosa.

Resulta que todos tenemos un concepto muy personalizado de lo que es la justicia. Para la mayoría, es obtener lo que quieres y punto, mientras para otros es recibir lo justo. Acción – reacción. Bastante sencillo diría yo, pero en mi experiencia, platicando con la gente, me doy cuenta de que, como muchas otras cosas, tenemos una idea de lo que es y podemos darle el giro que nos dé la gana, siempre y cuando sea a nuestro favor, por que si no, entonces no sería justo. Irónico, lo sé, pero igual de cierto.

Por ejemplo, una vez platicando con alguien muy querido, me hizo el comentario de que matar a una persona en respuesta a que haya matado a otra no era justicia, era venganza, que la pena de muerte no era correcta. Bueno, mi opinión personal sobre la pena capital no es relevante, pero le comenté que cuando alguien le pega, que va y no solo le regresa el golpe, a veces con mas fuerza, sino que le da otros golpes como un extra para asegurarse que no se repita el hecho. Me contestó con un “claro”. Entonces le dije que eso no era justicia, que era venganza porque lo justo sería que le regresara el mismo golpe y con la misma fuerza, pero como se trataba de ella, entonces tenía que asegurarse de que la otra persona supiera que no se iba a dejar. Punto comprobado.

Otra forma con la que me topo mucho es cuando la gente roba. Resulta que si es una empresa grande que hace mucho dinero, mucha gente ve el robarse cosas como algo correcto. Y el argumento que dan es que la empresa tiene mucho. Cierto, pero es de la empresa. Las compañías de seguros tendrán mucho dinero, pero no por eso está bien que demos declaraciones falsas para que nos den cheques “al cabo que tienen mucho”. O sea que si yo me sacrifico y me compro un terreno y hago mi casa grande, cualquier patán tiene el derecho de quitarme una parte de mi terreno y mi casa “porque está muy grande”. Es la forma de pensar más estúpida que me he topado últimamente. Si una empresa o una persona tiene muchos recursos, son de ellos, no de nosotros. Si usáramos nuestro cerebro para idear formas de ganarnos el dinero en vez de estar pensando cómo obtenerlo gratis estoy seguro que tendríamos mucho más.

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

“Una de cal por tantas de arena” son las palabras que escuché de alguien que me contó que se encontró una cartera, le sacó el dinero y la entregó a su dueño. Me lo dijo con un gran orgullo, presumiendo su honestidad, a pesar de haberle robado los billetes al dueño. Cuando le pregunté si era en serio que le había sacado el dinero me dijo que era justo por todas las veces que él había perdido la cartera y que nunca se la devolvieron. Hasta llegó a utilizar mi frase favorita: “impuesto de idiota”, ¡Wow! Quedé impresionado. Honestamente ni sabemos si el que perdió la cartera necesitaba ese dinero, si tiene familia, si tendría para comer y lo robaron sin remordimiento alguno, llamándole a esa mala acción “justicia” porque por su propia irresponsabilidad ha perdido la cartera. Me quedé sin palabras.

Igual, la gente que mata a otra gente no considera justo que les maten a sus familiares. A pesar de que ellos hacen lo mismo con otros seres humanos. Al parecer sus parientes sí tienen valor. Ellos pueden torturar o matar a otros sin problema, pero que no les toquen a los suyos porque eso sí les duele. Entonces es cuando quieren venganza o mejor decir, justicia por los suyos, ¿será que ahí no aplica el “una de cal por tantas de arena”? O solo aplica cuando es a beneficio de uno. Puede ser muy confuso.

Y lo mismo para con la gente deshonesta. Una persona engaña a su pareja varias veces, casi se ríe en su cara con cinismo y se jacta de lo superior que es. Pero si le ponen los cuernos, la otra persona se hace una basura, un animal y la escoria del mundo. Mientras uno lo hace, todo bien, pero cuando nos la aplican a nosotros es cuando no se vale, que no pensamos en los niños, que destruyeron lo que teníamos y una sarta de delirios que escupen. A alguien que conocí, mientras engañaba a su esposa estaba contento, cuando la esposa lo engañó de piruja no la bajó. Creo que se molestó mucho conmigo cuando le pregunté que si no era él el que la había engañado primero porque hasta la fecha no me habla… Ups.

La justicia también aplica cuando alguien tiene su negocio, vende arte, comida, servicios y otras cosas y no dudamos en pedirles que nos hagan cosas y aparte un descuento. Si hablamos de lo justo, sería pagar lo que ellos cobran por su servicio, porque ellos tienen el derecho de cobrar lo que quieren y lo que consideran apropiado. Si no quieres pagarlo, está bien, pero no vengas con “fulanita lo hace más barato” o el eterno ardido “está bien feo”. Sí, está tan feo que antes te morías por tenerlo y ahora que no te lo voy a regalar, ya perdió su belleza. A mí me pasa cuando les digo cuánto cobro por consulta, porque otros cobran menos, pues sí, ve con ellos y deja de lloriquear. Tengo amigos artesanos que no les quieren pagar por su arte (que es hermoso e impresionante), porque es un honor que les den publicidad gratis. Es el colmo. Justo sería que les pagues lo que valen, y así siento que cobran poco por compartir sus ideas con el mundo y hacerlo un poco más bello.

Y para que no queden dudas: La definición de justicia es: “Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde”. No “haré lo que quiero por que quiero y tengo la razón porque es lo correcto”. Lamentablemente el mundo no funciona de esa forma. Torcer las cosas a tu favor para obtener lo que quieres no es justicia, es hipocresía.

Evitemos usar conceptos que no conocemos, y menos estarlos torciendo para mover la balanza a nuestro favor. Trabajemos duro y obtengamos lo que queremos del mundo como fruto de nuestro esfuerzo.

Y sí, mis adorados unicornios, he pecado, por eso mismo lo comparto con ustedes, porque el camino hacia ser buena persona es un trabajo constante, pero al final de cuentas vale la pena.

Y ustedes, hermanos, hermanas, ¿qué opinan? Compartan… si se atreven…

Saludos afectuosos.

Mostro.

About Mostro Vacci

Check Also

40. Si dos gays quieren tener relaciones ¿Es necesario que usen condón?

100 preguntas sobre sexualidad adolescente

Deja un comentario