domingo , mayo 22 2022
Home / Principal / Flores verdes en un jardín moribundo…

Flores verdes en un jardín moribundo…

Alejandro Evaristo

A veces tengo la oportunidad de asomarme al abismo dentro, ese que dicen que puede verte y convertirte en lo que en realidad eres.

A veces camino pensando en las similitudes, en las estrellas, en las pantallas azules ausentes de nosotros.

Ahí, en la sabia transparencia de aquello que fuimos, tropiezo.

Arenas, piedras, volcanes, susurros de estadías para acercarnos en esta distancia tan olvidada, tan real, tan salada…

Este es mi espacio, mi dolor, la sangre durmiendo en heridas apenas pensando en abrir y costras de esas tan duras, tan blandas… tan tú.

Oros y platas crecen cerca, al alcance, en mis manos.

Estrellas muertas allende el horizonte viven para recordar tu nombre mientras visto de olas el recuerdo; siento, olvido, reprocho… demasiadas heridas, demasiados entonces, demasiados yo.

De ojos morenos y piel cobriza caminas a la entrada de mis entrañas, ahí donde están las cruces caídas, la oscuridad de la tierra, la vejez del lobo en el eterno de la manada sin huellas… sin afines.

En la lejanía satelital adivino tus lágrimas cuando lloras dentro, en estas sangres, en esos recuerdos. En esta odisea de caminos y fantasías cuando pretendes sin poder y doblegas, intuyes, sumisas vueltas y gritos de amaneceres inesperados.

Sí. Lo sé.

Apenas pequeñas luces guían tus manos y los deseos, tus dedos y los olvidos.

Tus mentiras y esos dragones agonizando por el suspiro y la falta de alivio.

Ahí vienen las sombras y llegan palabras y frases compuestas para cambiar… para intentarlo.

Unos le llaman amor, otros arrepentimiento, en nosotros es destreza, oportunidad… vidrios rotos.

Copas dispuestas al cobijo.

Almas deseadas, sentires ruidosos en el interno de cada una de las frases pronunciadas antes de morir.

Cuando era otoño… cuando murió nuestro abril…

About Alejandro Evaristo

Check Also

¿Ahora tengo que hacer exámenes?

Espacio Mostroso, ilustración: Siul Rodri

Deja un comentario

Hermoso…