viernes , septiembre 17 2021
Home / Humanismo y legalidad / Elecciones sin discriminación

Elecciones sin discriminación

Por Salvador Montoya González (salvador.montg@gmail.com)

México se encuentra en temporada electoral, sabiendo que será un proceso atípico, no sólo por la situación sanitaria que se vive actualmente, sino también, por una situación positiva, la cual involucra las modificaciones a los criterios para el registro de candidaturas a diputaciones. Determinando que los partidos políticos y coaliciones deben incluir a personas de la comunidad LGBTTTIQ+, personas indígenas, personas afromexicanas y personas con discapacidad. Esto derivado de una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el expediente SUP-RAP-121/2020[1].

Sin duda es un gran avance para evitar los vestigios muy marcados de discriminación que existen en la sociedad y en la vida electoral, ya que los derechos político-electorales deben ser un fomento de la igualdad, tanto en el marco jurídico como en las políticas públicas, teniendo como fin fundamental erradicar las diferencias existentes con respecto a los grupos vulnerables.

Como antecedente de estos avances, hay que remontarse al año 2018, cuando el Instituto Nacional Electoral aprobó el Protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar a las personas Trans el ejercicio del voto en igualdad de condiciones y sin discriminación tanto en las elecciones como en los mecanismos de participación ciudadana. Este instrumento está dirigido a todas las personas involucradas en la jornada electoral y establece los mecanismos para incentivar la participación electoral de las personas Trans[2].

Los tratados internacionales reconocen el derecho de todos los ciudadanos a participar en las elecciones públicas sin discriminación, independientemente de su orientación sexual e identidad de género. Históricamente los derechos de la comunidad LGBTTTIQ+ han sido vulnerados, existiendo barreras que restringen su pleno goce y ejercicio, incluyendo los político-electorales. Sin dejar de lado la falta de información, los prejuicios y estereotipos sociales como detonantes.

A pesar de la constante evolución en la protección de los derechos electorales, la sociedad no debe estancarse; es indispensable que exista una consolidación de la democracia en México, que no haya excepciones y se combatan todas las formas de exclusión y discriminación electoral.

Las autoridades no deben limitarse a crear protocolos o abstenerse de discriminar, sino que también deben participar activamente en los procesos electorales, sancionando conductas que limiten el derecho de los demás, y que a la par exista igualdad de condiciones y oportunidades.

Igualmente, es importante que los ciudadanos LGBTTTIQ+ salgan a ejercer su voto, sólo así, pueden cerrar los obstáculos y nivelar las condiciones de participación ante los estigmas sociales. Mediante una convivencia tolerante, respetuosa y libre, generando que su voz se haga valer.

¡Ejerce tus derechos!

Para más información, comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

 

Fuentes de Consulta:

Declaración Universal de Derechos Humanos: https://www.un.org/es/about-us/universal-declaration-of-human-rights.

Principios de Yogyakarta: https://www.refworld.org/cgi-bin/texis/vtx/rwmain/opendocpdf.pdf?reldoc=y&docid=48244e9f2.

 

[1] https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5610455&fecha=27/01/2021

[2] https://www.ine.mx/wp-content/uploads/2018/06/DECEyEC-Protocolo-Trans.pdf

About Humanismo y Legalidad

Check Also

¿Crees que ser trans es una «tendencia»? Considere estas «maridas» del siglo XVIII

Artículo publicado originalmente en: https://www.theguardian.com/ escrito por Gabrielle Bellot

Deja un comentario