sábado , noviembre 17 2018
Home / Compartir / Una marcha por el amor y el respeto

Una marcha por el amor y el respeto

Guadalajara Pride 2018

Ahí van ellas con sus vestidos blancos en cuyas telas resaltan los holanes con los colores del arcoíris. Ellos están vestidos de charros y avanzan bajo un sol penetrante que no minó el entusiasmo, el deseo, el orgullo de formar parte de un colectivo que cada vez es más visible y que exige con justa razón respeto absoluto a sus libertades y derechos porque antes de ser homosexuales, lesbianas, transgéneros y/o bisexuales, entre otros, son seres humanos como tú y como yo. Ni más ni menos.

También hubo un nutrido contingente con una manta cuyo mensaje no puede ser más claro: “La familia no discrimina”, el entusiasmo de los amigos de Familias en la Diversidad Sexual es contagioso. Avanzan con diferentes consignas pero una en particular sobresale: “papá, mamá… únete a la lucha”.

Hay miles de objetos y banderas y vestimentas de colores. Hay amigos y parejas. Hay aliados. Hay decenas de carros alegóricos que transportan lo mismo una alberca inflable que a bailarines, grupos musicales, reyes y reinas. Hay un autobús panorámico y un enorme tractocamión. La música de la película Los Vengadores recibe y emociona. Decenas de globos forman arcos que avanzan con la batucada y los silbatos y las sonrisas y, en especial, el orgullo están presentes. Se pueden palpar, sentir, respirar.

Ahí van los amigos de Codise AC y con ellos también los de Voto Incluyente. Una figura sobresale. Un encapuchado, un superhéroe. Dicen que se llama Diversidadman y “él vivía en el clóset hasta que una tarde volteó a ver un arcoíris y adquirió el súper poder de ser fabuloso”.

Entre los contingentes destacan los de las empresas, aquellas que son inclusivas y han merecido el reconocimiento y gratitud del colectivo.  Sus miembros marchan orgullosos con banderas o mantas o distintivos alusivos a la marca que representan y lo hacen con orgullo. Una sobresale porque los participantes formaron siete filas y los miembros de cada una de ellas portaban un paraguas del mismo color.

Hay señoras que caminan con sus hijos y menores que caminan, acompañan o apoyan a sus padres, hermanos, familiares y amigos. Hay madres caminando en busca de sus hijos.

También hay molestia e intolerancia en algunos. Una señora escribió alguna estupidez en una red social porque la marcha no permitía la libre circulación vehicular en alguna de las calles aledañas a las avenidas López Mateos y Miguel Hidalgo, las del recorrido de la Minerva a la Plaza de la Liberación, en pleno centro de la capital tapatía en un trayecto marcado con siete colores en google maps. Le respondieron de muchas formas. Una  fue tajante: ¡ojalá no tengas un hijo gay para que no lo veas exigir respeto a sus derechos!

Sí. No miento cuando digo que eran, son miles.

Respeto, educación y equidad, eso pedían, eso exigen, porque se reconocen como una comunidad que forma parte de esta gran y desigual sociedad mexicana.

 

Agradecemos a nuestros amigos de Codise AC, Voto Incluyente y a RaRashito Deli @Raszhd su apoyo al compartirnos su material para ilustrar esta información.

El video, como se puede apreciar, fue hecho por los amigos de Guadalajara Pride.

 

About Alejandro Evaristo

Check Also

…huye siempre para volver nunca…

Deja un comentario