jueves , noviembre 15 2018
Home / CdMx / Un fallido encuentro por la igualdad

Un fallido encuentro por la igualdad

Una crónica de Iraís García

Fue una pena ver cómo el Primer Encuentro Regional para la sensibilización a Medios de Comunicación “Comunicar para la igualdad: Los medios como constructores de una cultura de la paz” no tuvo la audiencia que se esperaba. Minutos previos al evento pensé encontrar a un buen grupo de medios de comunicación tomando turno para entrar al auditorio Dr. Héctor Fix Zamudio del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, pero no fue así.

La cita fue a las 8:30 horas. Faltaban cuatro minutos para que se inaugurara el evento y solo uno de los expositores estaba en el pódium preguntando el orden de su participación y en el auditorio, que contaba con aproximadamente 180 butacas, solo había una docena de personas y diez más en proceso de registro. Cinco minutos después la historia no había variado mucho, apenas unas treinta personas a la entrada del auditorio tomando café y comiendo galletitas. Era evidente: nadie tenía prisa por tomar un lugar.

Minutos antes de las 9:00 horas, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, llegó al pódium y saludó al Secretario Académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Francisco Alberto Ibarra Palafox; a la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Mujeres, Carmen Moreno Toscano, y a la Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Alejandra Negrete Morayta.

La inauguración del evento organizado por la Conavim se llevó 50 minutos. La pretensión de este encuentro, según el organismo y la invitación remitida a los medios, era “generar un diálogo en que se analicen los factores sociales, culturales, económicos, políticos e institucionales que inciden en la agenda y práctica periodística desde los distintos ámbitos de la comunicación, con el fin de sensibilizar a los medios, periodistas y publicistas sobre el papel y el poder que éstos ejercen en la defensa de los derechos humanos de las mujeres, la promoción de una cultura de la no violencia, y la erradicación de estereotipos que conducen a la discriminación y desigualdad”.

Empezaron los trabajos del encuentro. Por supuesto, los responsables de inaugurar fueron los primeros en irse. Ninguno se quedó, excepto el anfitrión Ibarra Palafox. No tenía de otra. Los demás salieron como si les hubiesen prometido el desayuno, solo se veía a un sonriente consejero Córdova agitar su mano para saludar a algunos conocidos.

La Conferencia Magistral corrió a cargo del subdirector General de Comunicación e Información de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, Frank La Rue, con el tema “Comunicación y prevención de la violencia en medios de comunicación e internet”. Sin duda alguna, lo mejor de la jornada.

A medida que avanzaron las ponencias el auditorio era un ir y venir del público y, aunque el auditorio osciló entre el 60 y 70 por ciento de su capacidad, en ningún momento se ocupó en su totalidad.

La participación de la colombiana Jineth Bedoya Lima, periodista y subdirectora de El Tiempo de Colombia, fue una sacudida al trabajo del gremio en su forma de presentar la información al relatar su experiencia cuando fue secuestrada por paramilitares. Luego siguió Catalina Botero, especialista en Libertad de Expresión y Género de la Universidad de los Andes, quien señaló que a partir de testimonios de violencia y agresión ha propuesto acciones, obligaciones estatales y estándares de responsabilidad social en los medios de comunicación.

En algún momento de su participación, Jineth Bedoya preguntó cuántos reporteros en activo había en la sala. Apenas cinco levantaron la mano. Su decepción fue evidente. La información planeada para este encuentro estaba dirigida a aquellos que día a día tienen la responsabilidad de informar y pueden hacer el cambio. Por eso el llamado para que en lo subsecuente haya más integrantes del gremio periodístico.

Sin duda, para ser el Primer Encuentro fue un buen ejercicio, pero hay muchos detalles por corregir, como la puntualidad, pues se estuvo apresurando a los ponentes para poder ajustar el tiempo y, por lo tanto, se quedaron muchas cosas en el tintero, de hecho algunas presentaciones fueron aceleradas y en ocasiones incluso se obviaron ilustraciones gráficas para terminar en el horario establecido.

Para los asistentes que tuvieron el interés de todas las mesas, fue muy cansado estar desde las 8:30 horas hasta las 16:00 horas, aunque tampoco se respetó la hora de término porque en la última mesa dos de los cuatro panelistas llegaron tarde, específicamente en la sesión de preguntas y respuestas y su intervención alargó más el tiempo programado.

Al final del día solo había 56 asistentes, tal vez 14 expositores con sus acompañantes, alrededor de 20 estudiantes y el resto, quizá, eran representantes de medios de comunicación.

El prietito del arroz, como dicen, lo pusieron los personajes que en papel habrían de estar y no asistieron, como Lorena Cruz Sánchez, del Instituto Nacional de las Mujeres; Edgar Pereda Gómez, de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión; Luiza Carvalho, directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, y Sergio García Ramírez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

 

About Irais

Check Also

Denuncian alumnas hostigamiento y acoso sexual en El Colegio de México

En redes visibilizan la campaña #AquíTambiénPasa 

Deja un comentario