miércoles , junio 26 2019
Home / Baja California / Un cuento Trans

Un cuento Trans

Letras para el colectivo… letras con orgullo

Un tema que sigue generando dudas, principalmente en la población cisgénero, son las identidades Trans y por esto mismo existe una resistencia a hablar del tema con los más jóvenes, sin embargo ya hay un cuento infantil que aborda este tema con la sencillez y esencia de estas identidades.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) publicó en mayo de 2017 el cuento “Citlalli tiene tres abuelitas” de la autora Silvia Susana Jácome, donde nos relata la historia de Citlalli que en su noveno cumpleaños es cuestionada por sus amigas sobre por qué ella tiene tres abuelas y un abuelo en lugar de dos y dos.

Es aquí donde ella se presenta con la duda ante sus padres, y lo primero que nos muestran es seguridad, y esta es una de las claves cuando se habla de cualquier tema ante los hijos o menores de edad, no perder la calma y alterarse es esencial así evitamos sembrar miedos o culpas en los menores y abrimos las puerta a la confianza y al dialogo.

En este punto la mamá de Citlalli le comente con sencillez que ella tiene dos mamás, y la pequeña, con la curiosidad que caracteriza a los menores, quiere saber los motivos, sin embargo ambos padres creen que lo más adecuado es que sea su abuela Rebeca quien le explique.

Posteriormente es la abuela quien empieza a relatarle su historia e inicia mostrando una foto del día de su boda en la que aparece vestido como hombre, Citlalli se ve con más dudas sin embargo su abuela promete responder a estas a su debido tiempo.

Rebeca le cuenta a su nieta como desde muy joven se identificaba con las “cosas de mujeres” incluso, y a escondidas, utilizaba prendas de sus mamá, y menciona de uno de los sensaciones más dañinas para nuestra autoestima, vergüenza, la abuela Rebeca sentía vergüenza ante estas conductas porque desde muy joven le enseñaron que debía hacer “cosas de hombres”; este ciclo no se fue hasta mucho después, ya siendo mayor compraba ropa femenina y se la probaba a escondidas de su esposa, después de esto regresaba la vergüenza de la que liberó tiempo después.

¿Pero como explicas la identidad trans a un niño? Pues la abuela Rebeca tiene una muy buena respuesta, la abuela le explica sencillamente lo que es el sexo y simplemente menciona que es lo nos diferencia a hombres de mujeres a nivel corporal, los hombres tienen barba y voz gruesa y las mujeres tiene pecho, sin embargo eso es solo el cuerpo, juega un poco con los colores y hace una analogía en la que el cerebro de un hombre es azul y el de una mujer es rosa y a veces ocurren casos donde hombres tienen un cerebro rosa y mujeres tienen un cerebro azul.

Poco después le relata cómo fue el dejar de vivirse como hombre y aceptarse como mujer, como fue para su esposa e hijos, después se suma al relato la abuela Paty para complementar esta última parte.

Como le mencioné en un inicio el cuento aborda el tema con sencillez, precisamente como se trata de explicarle la situación a una menor de nueve años, el tema debe abordarse con la información que ella pueda asimilar, en ninguna parte del relato le dicen a Citlalli las típicas frases como “hablaremos cuando seas grande”, “eres muy pequeña para entenderlo”, etc. a ella se le brinda la información que permita aclarar sus dudas, cuando se le explica sobre sexo se hace con ejemplos que ella pueda entender.

“Citlalli tiene tres abuelitas” nos demuestra que si es posible hablar de diversidad sexual con los más pequeños, el lenguaje reboza en amor, es común pensar que lo que le decimos a los pequeños basta, sin embargo el cómo lo decimos también cuanta, si hablamos del tema enojados o nerviosos eso se lo transferimos al menor, sin nuestro discurso es despectivo vamos sembrando rechazo y homofobia (LGBTfobia) en los más pequeños.

Siempre es importante aclarar dudas con un lenguaje comprensible y de acuerdo a los conocimiento del menor.

Un detalle muy interesante del cuento son sus ilustraciones a cargo de Medusczka, constantemente hace una analogía al proceso de metamorfosis de las mariposas, que en el caso de la abuela Rebeca consiste más en darse cuenta de sus alas, de no ignorar lo que es, y ese es un mensaje muy valioso para cualquier persona, independientemente de si pertenece a la comunidad LGBTI+ o no.

No ignoremos nuestras alas, no ignoremos una parte de nosotros, porque rechazar una parte de nosotros es rechazarnos en nuestra totalidad.

About César Espinosa

Check Also

José Sarria: Su Real Majestad, Emperatriz de San Francisco

Artículo publicado originalmente en https://medium.com escrito por Jeffry J. Iovannone

Deja un comentario