jueves , septiembre 23 2021
Home / Las fantasías de Luisa / Te beso donde pocos han besado…

Te beso donde pocos han besado…

Letras vibrantes para mayores de edad…

Creías que este mensaje no llegaría pero sé que lo anhelabas, para compararlo con la novela que ya hiciste en tu mente, esa donde me desnudabas, esa donde yo te acariciaba con la mirada, pues veamos si es así, ¿ahora dónde estás?

Yo te imagino sentada en ese sillón que te empodera, con la pierna cruzada, radiante y sexy, la mano en el mentón y segura de ti misma, hablándole a la gente, pero la sesión concluyó, la gente empieza a despedirse y tu cansancio a aparecer, estás fastidiada, no deseas llegar a casa, yo me quedé solo para observar un poco más, para sentirte para mí solo un momento, no intuyes mis intenciones, estás ahí confiando, entonces empieza una plática, de esas donde uno suelta lo que trae y tengo las palabras para reconfortante, suspiras y parece que entonces ya acabó y entiendo que me tengo que ir, pero siento esas ganas mutuas de un abrazo, me acerco y no sabemos si abrazarnos, darnos un beso o solo reírnos pero quieres consuelo y yo deseo ser tu refugio, pero no nos animamos.

Te abrazo fuerte y al besarte nuestros labios rozan, sólo nos reímos pero sentimos el deseo, te ganan los nervios y corres al baño, te digo que me voy pero al llegar a la puerta sé que queremos los mismo, subo y te encuentro saliendo del baño, te regreso tomándote de la nuca y la cintura, cierro la puerta sin perder de vista tus ojos, tu corazón está agitado, mi mano en la cintura empieza a subir rozando tu pezón llego tu rostro y acaricio tus labios, te acerco a mi sin besarte, solo quiero tu cuerpo cerca, aspiro tu aroma, y ahora voy bajando mi mano poco a poco, recorriendo el contorno de tu cuerpo, llego a tu cadera y empiezo a subir tu falda, y comienzo a buscar entre tus piernas, te toco por encima de la ropa, sintiendo el calor de tu excitación, quitas mis manos, me haces a un lado y te vas, te sigo queriendo remediar algo que creí equivocado y me dices cerrando la puerta ¡mejor aquí!

Me abalanzo a tu boca y te beso suave, haciendo que sientas mi ternura por ti pero muero de deseo y te toco el pecho sobre la blusa, tú te dejas llevar, subo nuevamente tu falda y busco entre tus piernas y siento cómo me das permiso buscando mis dedos con tu pelvis, hago a un lado tu ropa interior y suave te toco buscando entrar en ti y nuevamente mueves tu pelvis pero ahora dirigiendo el camino, te siento tan cálida, tan húmeda que los besos suaves desaparecen y ahora son intensos, retiro mi mano para probar de ti, y ahora empiezo a desabrochar tu blusa besándote el cuello haciendo crecer tu excitación.

Cae tu blusa y tu piel se eriza, me encantan tu pezones erectos, me paro detrás de ti para desabrochar tu sostén y al mismo tiempo besar tu espalda, cae tu sostén y siento tus senos en mis manos, duros de placer, así por detrás, levanto tu falda y bajo poco a poco tu ropa interior, para entonces ya estás muy mojada, volteas y ahora eres tú quien quiere desnudarme, entre besos, entre caricias y tanto deseo, vuelven mis dedos a ti y empiezan por fuera a sentirte y poco a poco entran en ti, succiono tus pezones, estas mojadísima, te siento en el sillón que siempre te contemplo bajando a explorar tu cuerpo, te beso donde pocos han besado, llegando donde no me hubieras imaginado…

Estando ahí me dices como quieres que lo haga, que lo haga sutil y no por lastimarte, porque sientes dejar todos tus fluidos sobre mí en cualquier momento, yo simplemente te disfruto y veo cómo tu cuerpo se estremece de placer, tocas tus pezones y entonces te dejas sentir,  te liberas y llegas al clímax, te beso la boca y tocando tus labios que aún vibran, y no lo notaste pero yo me tocaba al tiempo de estar abajo, llegando al mismo tiempo que tú, pues me llenabas con cada gemido, nos volteamos a ver y reímos, me besas siendo tú la que ahora me abraza y me acomoda entre su pecho, guardamos nuestro secreto y nos vamos deseando volver a vernos.

About Luisa

Check Also

¿Crees que ser trans es una «tendencia»? Considere estas «maridas» del siglo XVIII

Artículo publicado originalmente en: https://www.theguardian.com/ escrito por Gabrielle Bellot

Deja un comentario