jueves , noviembre 15 2018
Home / Oaxaca / Las historias de Sergio

Las historias de Sergio

¡SÍ VOY!       

En Honor a PELUDITO

Hace muchos años, una compañera de trabajo me hizo la invitación para hacer un viaje  de varios días al estado de Oaxaca. Al principio no acepté porque tenía un compromiso laboral que me impedía hacer un viaje por tantos días. En realidad quería ir, y empecé a crear en mi mente alternativas para poder hacerlo.

Hablé con mi jefe y no aceptó, a pesar de que las opciones que le presenté cubría el trabajo por completo durante todo ese tiempo.

Salí del trabajo y me dirigía a hacer unas compras cuando vi cómo un perrito fue atropellado ya que corrió cuando otro más grande iba tras él. Fue muy fuerte ver como de un segundo a otro la vida puede terminar y de qué forma. Después de este momento tan impactante, mi perspectiva respecto a lo que queremos y debemos hacer en la vida, cambió radicalmente. Tan corta es que debemos aprovechar cada instante, cada lapso aún cuan pequeño sea.

Opté por hacer el viaje a pesar de las consecuencias que pudieran traer esta decisión. Inicié ese viaje un poco temeroso, pero ya estando allí disfruté cada segundo de ese maravilloso estado: comí nuevas delicias; caminé por las calles coloniales de la capital oaxaqueña; visité Santo Domingo y admiré lo grandioso del arte colonial; descubrí mil aromas en el mercado; Monte Albán me transportó a una época de esplendor; abracé el poder energético del árbol del Tule; viví la enigmática y mística zona arqueológica de Mitla y para terminar llegué a Huatulco, donde me dejé acariciar por los rayos de sol y abrazar por las aguas de ese mar azul. Y por si fuera poco, me regaló el inicio de un gran amor, que no prosperó, por cierto, pero aún así, gracias Sebastián.

A partir de entonces, le agradezco tanto a peludito (así llamo al perrito) que viajó a otro plano existencial, para motivarme a ir más allá de ese pequeño círculo en el que me movía y seguir asombrándome por lo que me ofrece esta maravillosa tierra.

Gracias PELUDITO.

 

 

About Alejandro Evaristo

Check Also

Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

En la intimidad con Lotta

Deja un comentario