jueves , noviembre 15 2018
Home / Humanismo y legalidad / Salud LGBTTTIQ, un estigma lleno de arbitrariedades

Salud LGBTTTIQ, un estigma lleno de arbitrariedades

Por Ana Lucía Borges Arroyo (analucia@humanismo.mx)

La mayoría de los integrantes de la comunidad LGBTTTIQ han lidiado con diferentes situaciones de discriminación en diversas esferas de su entorno, ello a consecuencia de la hetero normatividad existente en nuestro orden jurídico. Un  espacio recurrente donde se cometen prácticas de discriminación es en el sector salud a través de la práctica clínica.

A principios de 2018 se cumplieron 75 años de la creación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), una de las Instituciones más reconocidas a nivel Latinoamérica por su tamaño, infraestructura y modernidad, sin embargo, al hablar de atención al público la situación es diferente. En 2017 las dos instituciones de salud más grandes del país fueron señaladas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos como las principales responsables de presuntas violaciones a los derechos humanos. El Instituto Mexicano del Seguro Social encabeza la lista con 2,634 quejas seguida del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con 1,078 quejas.

En relación con los hechos presuntamente violatorios más recurrentes, se advierten: negligencia médica; violencia obstétrica, prestar indebidamente el servicio público; omitir brindar atención médica y/o psicológica de urgencia; omitir dar información sobre el estado de salud; así como faltar a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de funciones, empleos, cargos y comisiones. Un caso notable fue la recomendación 53/2017 por los casos de violaciones a los derechos humanos de acceso a la seguridad social, igualdad, no discriminación, legalidad y seguridad jurídica por la declarar improcedente la pensión por viudez con motivo del estado civil y la preferencia sexual de las víctimas.  Es decir, no existe un equilibrio entre la infraestructura y la atención.

La Constitución Política Federal, reconoce el derecho a la protección de la salud a toda persona, respetando, protegiendo y garantizando los derechos humanos. Por su parte la Ley General de Salud dispone lo siguiente: “La protección social en salud es un mecanismo por el cual el Estado garantizará el acceso efectivo, oportuno, de calidad, sin desembolso al momento de utilización y sin discriminación a los servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios que satisfagan de manera integral las necesidades de salud”, en la misma ley se detallan los Derechos Generales de los Pacientes,  entre ellos a recibir atención profesional y éticamente responsable, así como trato respetuoso y digno de los profesionales, técnicos y auxiliares. A nivel internacional el “Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo” (ONU, 2016) para el 2030 tiene como tercer objetivo, lograr una cobertura universal de salud así como facilitar medicamentos y vacunas seguras y asequibles para todos. El Principio Yogyakarta número 17 señala que “Toda persona tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física, mental, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género.

Al negar o limitar el servicio sanitario se incurre en un acto de discriminación por parte de autoridades y personal de salud. A pesar de ello en los últimos años se ha avanzado de manera lenta pero gradual, algunos avances significativos son los siguientes:

  1. En la Norma NOM 003-SSA2-1993 publicada el 18 de julio de 1994, prohibía que los homosexuales y bisexuales proporcionaran sangre o componentes sanguíneos con fines de transfusión alogénica ya que se creía que tenían mayor riesgo de adquirir el virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) o por virus de la hepatitis. Esta norma fue sustituida el 26 de octubre de 2012 por la NOM-253-SSA1-2012 en donde sólo se específica que serán excluidas aquellas personas que hayan tenido un evento, práctica o actividad de riesgo sin importar su orientación y/o preferencia sexual, el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea respeta esta norma y no lo establece como impedimento para la donación.
  1. A nivel federal la Secretaria de Salud cuenta con guías de atención específicas para cada grupo poblacional de acuerdo al sexo y a la edad de manera general, a mediados de 2017 se publicó el “Protocolo de atención médica para la población LGBTTTI” que incluye las guías de atención específicas para esta comunidad. El protocolo tiene como objetivo la atención específica, evitar la discriminación y orientar al personal en derechos humanos para un trato digno sin importar la orientación y/o preferencia sexual independientemente del fenotipo que represente, constituye un gran avance para la atención añadiendo un factor sumamente importante: en los formatos de recolección de información demográfica se incluirán distinción de género, sexo de nacimiento y el nombre con el que desea ser llamadx, esto ayudará a recabar cifras importantes sobre la comunidad y necesidades concretas que hasta la fecha han sido imprecisas.  

A nivel local la Ciudad de México es la unica que cuenta con atención especializada y focalizada a la mencionada comunidad, la Clínica Especializada Condesa cuenta con dos unidades médicas, en el resto del país son las Organizaciones de la Sociedad Civil quienes brindan dicho apoyo a quienes se les ha negado el acceso a la salud.

El Estado debe seguir legislando y creando programas sanitarios atendiendo los principios nacionales e internacionales de salud y no discriminación así como la implementación de políticas públicas transversales que contengan acciones afirmativas que brinden atención de calidad y calidez sin distinción alguna, donde la práctica clínica sea llevada con bioética y profesionalismo para que los ciudadanos  ejerzan plenamente el derecho a la salud.

Para más información y comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo  contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

Si deseas consultar el Protocolo para el Acceso sin Discriminación a la Prestación de Servicios de Atención Médica de las Personas Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual y las Guías de Atención Especificas consulta el siguiente link:

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/233408/210617Protocolo_Comunidad_LGBTTI_DT_Versi_n_III_17_3.pdf

Si te niegan la atención o recibes algún trato discriminatorio comunícate a los siguientes teléfonos para presentar tu queja:

Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) 5420 7000 y 01800 711 0658.

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) 5262 1490

Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED) 55128639

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) 56 81 81 25

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

En la intimidad con Lotta

Deja un comentario