martes , marzo 26 2019
Home / Aguascalientes / Salma Luévano Luna, la mujer trans que aspira a ser presidenta municipal de Aguascalientes

Salma Luévano Luna, la mujer trans que aspira a ser presidenta municipal de Aguascalientes

 “Quiero oportunidades y piso parejo para todos”

Salma Luévano Luna aspira a ser la presidenta municipal de Aguascalientes. Es originaria de Minatitlán, Veracruz, luego se fue a vivir a la Ciudad de México, donde nació su activismo en sus años como estudiante de secundaria y preparatoria, cuando inició su preocupación por diversas situaciones que afectaban a la comunidad estudiantil porque, en sus palabras, siempre ha sido y estado muy inquieta por lo que pasa a su alrededor. Después se fue a vivir a Aguascalientes, donde estaban el resto de su familia y sus abuelos, lugar al que llega como chica capitalina un poco más despierta, extrovertida, y empieza a tener el choque con las autoridades. Ella es una mujer trans.

Llegó muy femenina y fue detenida en varias ocasiones por andar vestida de mujer. Recuerda que no podía salir a la calle, ni siquiera maquillada o al menos con los labios pintados aunque se viera femenina, porque la detenían. Ahí empezó la lucha, junto con otras activistas de la diversidad sexual, por el reconocimiento a su persona. La detenían bajo el argumento de cometer “faltas a la moral”. Por ello el encuentro y la unión con todas las chicas trans para pelear por sus derechos y entre jalones, estirones y plantones, lograron que se quitará eso de “faltas a la moral” por estar vestidas de mujer.

“Imagínate hasta dónde llegaba la ignorancia y la discriminación, siempre he estado luchando y hoy puedo andar libremente vestida de mujer por la ciudad pero porque me costó junto con otras chicas, hubo desveladas, nos quedamos a dormir afuera de palacio municipal”, medida a la que tuvieron que llegar para que respetaran sus derechos: “he vivido la discriminación, la persecución he sido encarcelada y todo eso no quiero que le pase a mi gente en Aguascalientes”.

En efecto, hoy, Salma Luévano Luna, levanta la mano para poder participar en la elección del domingo 2 de junio como candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la presidencia municipal de Aguascalientes. Ella es empresaria, propietaria de bares y centros de belleza y es una mujer acostumbrada a trabajar. Quiere llegar a ese cargo para ayudar a la población en su conjunto, no solo a los miembros de la población LGBT+: “tengo un trabajo bendecido gracias el que he podido palpar día a día las necesidades de la gente, me doy cuenta de todo lo que ellos sufren para pagar un recibo de agua, por la tremenda inseguridad, por los altos cobros de luz, por las pocas oportunidades que hay para los jóvenes, para las pocas o nada de oportunidades que hay para mi gente de la comunidad”.

Reconoce que hoy en día se ha perdido el respeto a las autoridades y ese es uno de los temas por los que levanta la voz y se ha decidido a participar: “me estoy decidiendo para todas y todos; quiero que las mujeres, mi gente, y mujeres de Aguascalientes puedan deambular libremente por las calles, que los jóvenes tengan mejores oportunidades, que recuperemos ese respeto hacia los adultos mayores, que los niños tengan un lugar bonito y en paz donde podamos vivir todas y todos. Quiero oportunidades y piso parejo para todos”.

Su activismo, recuerda, viene desde hace muchos años: “tengo años de ser activista, se me dio eso por mi forma de ser, siempre me he preocupado por la gente y tengo una organización que se llama “Juntos por el camino de la diversidad’, lo que hacemos es apapachar a la gente en sus momentos difíciles, críticos, con asesoría psicológica, ayudarlos con medicamentos y dependiendo las circunstancias. Siempre he sido activista y también por la comunidad, cursos, en prevención, he estado toda mi vida enfocada a todos los grupos a todos los sectores y eso ha hecho que yo levante la mano , porque no es justo lo que está pasando con todas y todos”.

Salma asegura que de resultar electa trabajará por todas y todos, privilegiando la inclusión y sin que haya gente de segunda clase, todas y todos iguales, aunque sabe que será un gran trabajo y no podrá hacerlo sola, para ello requiere el apoyo de todos y la ayuda de todos para poder lograrlo: “el cambio en Aguascalientes somos todas y todos y nada nos cuesta poner un granito de arena y tengo la intención de ayudar a mi gente, por eso estoy levantando la mano y lo vamos a hacer”.

About Alejandro Evaristo

Check Also

LGBTI en Venezuela: entre la incertidumbre y la discriminación (I)

DERECHOS, En busca de una mayor inclusión legal y social

Deja un comentario