miércoles , octubre 17 2018
Home / En la opinión de Patricia Zepeda / Razones para no cerrar el corazón

Razones para no cerrar el corazón

En la opinión de Patricia Zepeda

“Por los siglos de los siglos… Amen (así, sin tilde)”
El corazón, la sucursal de alma, siempre que nos referimos al término, hablar desde el corazón, lo hacemos para tocar los temas más importantes y los sentimientos más sinceros, puros y profundos de nuestro ser.
Pero que sucede cuando nuestra vida emocional sufre algún ataque, cuando este corazón, estos sentimientos sufren algún dolor, alguna decepción, etc., generalmente nos vamos hacia la parte negativa de estos casos y nos cerramos a lo que nos dicte el corazón, decidimos hacernos duros, fuertes y mostrarnos desinteresados y fríos ante este sentimiento.
El problema de todo esto, es que creemos haber sanado y creemos que estamos manejando la situación de la mejor manera, siendo esto un grave error, un pésimo error diría yo ¿razón? Porque al sufrir un desequilibrio en nuestra vida emocional, no podemos trasladarnos de manera tan drástica a la frialdad y a la dureza, ya que finalmente estas dos últimas tarde o temprano van a terminar lastimándonos.
¿Entonces qué hago?
Tratándose de algo tan valioso y tan importante como nuestro bienestar emocional y nuestra paz interna, lo que debemos hacer es tomar el camino de la sanación, es hacer a un lado el resentimiento, el dolor, la dureza y empezar a soltar poco a poco el vínculo que nos une a la persona o personas que dañaron nuestro corazón, reconocer y aceptar nuestros errores y llegar al primer paso y el más importante dentro de este proceso: perdonar.
Un error que solemos cometer es encerrarnos en nosotros mismos, aislarnos de los amigos, la familia, etc. cuando lo que necesitamos es todo lo contrario, lo que debemos hacer es llenar nuestra cajita emocional de nuevos recuerdos, nuevas experiencias, nuevas conversaciones, nuevas sonrisas que compartir y que recordar.
Un paso muy importante es dejar de tocar esas heridas internas y compadecernos de nosotros mismos, ya que eso solo nos llevara a hundirnos cada vez más hasta correr el riesgo de caer en una depresión.
El proceso de aprendizaje del ser humano tiene duelos y es importante vivirlos, llorarlos, hablarlos, perdonarlos y seguir avanzando, porque la vida sigue y está ahí con posibilidades infinitas de que seamos felices, todo depende de cómo la miremos, yo les sugiero desde mi punto de vista, mirarla con esperanza, fe, amor y aprendizaje, las pruebas superadas y respetadas en cuanto a su proceso te van a dar fortaleza (no frialdad)
Abre tu corazón para ser feliz, ama la vida, disfruta la vida y disfruta de la inmensa cantidad de posibilidades que nos brinda cada día para ser mejores personas, mejores seres humanos y hacer de este un mundo mejor.
Nuestro país, nuestro mundo, nuestro planeta necesita amor, empecemos por nosotros mismos y hagamos que nuestro viaje por la vida sea maravilloso.
Agradecemos a Patricia la oportunidad que nos proporciona para compartir sus pensamientos, consejos y recomendaciones con tod@s ustedes. Si tienen dudas, sugerencias y/o comentarios, ella estará más que feliz de atenderles.
Sus redes sociales son:
twitter @Patricia_Zepeda
Instagram: LA_ZEPEDA

About Patricia Zepeda

Check Also

SOBRE ÁNGELA PONCE Y LA TRANSFOBIA DISFRAZADA DE LIBERTAD DE OPINIÓN

Por Antonio Roque

Deja un comentario