jueves , noviembre 15 2018
Home / Baja California / ¿Qué pasos ha tomado la literatura LGBT?

¿Qué pasos ha tomado la literatura LGBT?

Un artículo de César Augusto Espinosa publicado en Perígrafo

Uno de los puntos con los que se puede iniciar es el aumento en la búsqueda de este material, en nuestra región contamos con la Feria del libro de Tijuana (FLT) la cual se realiza anualmente; en el caso de su servidor fue muy común que jóvenes y adultos se acercaran preguntando por libros de temática homosexual, y muchas veces la respuesta no fuera satisfactoria al no conocer el material presente o pasado de esta índole, sin embargo, se podía notar la necesidad de las personas por encontrar historias con las cuales identificarse.

Esto fue la excusa perfecta para empezar a investigar sobre los diferentes títulos de esta rama, algunos de los resultados fueron El filo de tu piel de José Ignacio Valenzuela; El beso de la mujer araña de Manuel Puig; De profundis de Oscar Wilde y El vampiro de la colonia Roma de Luis Zapata, tan solo unos pocos de los clásicos de esta rama, donde temas como la culpa, el secreto o la tragedia rodean a los personajes principales, y aunque estos sean los grandes exponentes, ¡no son populares! La gente no suele buscarlos, a lo mucho El beso de la mujer araña y El vampiro de la colonia Roma pero solo si son requeridos a estudiantes como lectura reglamentaria, de ahí en fuera el movimiento de estos es prácticamente nulo, y ciertamente puedes identificarte con los personajes de estos libros. Sin embargo, son pequeños los momentos en los que estos personajes experimentan amor, felicidad, dicha o cualquier otro sentimiento agradable, y, por más que nos encante, no se puede vivir solo de drama. La comunidad LGBT está en búsqueda de persona con los cuales identificarse, sentir empatía y aprender de ellos, y estos van desde presentadores de televisión, actores y/o actrices, y más.

Bien se sabe en la industria librera que en cuanto un libro es adaptado a la pantalla grande, se dispararan las ventas de este libro, como ejemplos están Los juegos del hambreLas cincuenta sombras y recientemente It (Eso) de Stephen KingEn cuanto a la rama LGBT no es excepción, está el caso de la película Cuatro lunas que después fue llevado al libro, así es: también hay películas que salen primero que el libro, aunque su venta no fue nada extraordinario, sí llevó a muchas personas (clientes) hacerse la pregunta “¿Apoco hay libros gay?”, a otros los impulsó a comprarlos y otros más se prestaron a la burla, sin embargo, creo que lo importante es visualizar que la literatura LGBT existe y ha existido desde hace mucho tiempo.

Carlos Pellicer nos dejó este poema hace tiempo.

Que se cierre esa puerta

que no me deja estar a solas con tus besos.

Que se cierre esa puerta

por donde campos, sol y rosas quieren vernos.

Esa puerta por donde

la cal azul de los pilares entra

a mirar como niños maliciosos

la timidez de nuestras dos caricias

que no se dan porque la puerta, abierta…

Por razones serenas

pasamos largo tiempo a puerta abierta.

Y arriesgado es besarse

y oprimirse las manos, ni siquiera

mirarse demasiado, ni siquiera

callar en buena lid…

Pero en la noche

la puerta se echa encima de sí misma

y se cierra tan ciega y claramente

que nos sentimos ya, tú y yo, en campo abierto,

 

escogiendo caricias como joyas

ocultas en las noches con jardines

puestos en las rodillas de los montes,

pero solos tú y yo.

La mórbida penumbra

enlaza nuestros cuerpos y saquea

mi inédita ternura,

la fuerza de mis brazos que te agobian

tan dulcemente, el gran beso insaciable

que se bebe a sí mismo

y en su espacio redime

lo pequeño de ilímites distancias…

Dichosa puerta que nos acompañas

cerrada, en nuestra dicha. Tu obstrucción

es la liberación de estas dos cárceles;

la escapatoria de las dos pisadas

idénticas que saltan a la nube

de la que se regresa en la mañana”.

 

A lo que Carlos Monsivais refutó con un “¡Que se abra esa puerta!”, que esto no sea un secreto a cuatro paredes, el amor, el afecto, la amistad, la poesía, la historia, la narración, todo, es por esto que la literatura debe estar al alcance, actualmente se ha publicado mucho más material, algunos libros que la gente busca como Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo de Benjamin Alire Saenz, o El chico de las estrellas de Chris Pueyo, y muchos otros que no son tan reconocidos como Dos chicos besándose de David Levithan, Sudor de Alberto Fuguet, Lo que soñé mientras dormías de Ana Francis Mor, entre otros. Tal vez como librero acierte en el material que la gente quiere, pero siempre puede haber la variedad deseada para poder guiar al que tenga interés y curiosidad.

En lo que va del año 2016 al día de hoy, la venta de literatura LGBT va dando más pasos, precisamente queremos mantener esa puerta abierta, que la gente se acerque y conozca la oferta, podemos ver desde el cliente que se emociona hasta al que siente vergüenza y timidez, pero cada uno de nosotros decide cómo y cuándo abrir esa puerta.

Ahora, eso solo ha incluido lo que es literatura para jóvenes y adultos, sin embargo ya se va asomando la diversidad en la literatura infantil, tal es el caso de Sombras en el arcoíris de Mónica Bronzon o Tres caídas y un salto al mar de Esteban Hinojosa Rebolledo, aunque aún no hemos registrado ventas en estos, y como mencioné anteriormente, a veces lo que más importa es que la gente vea ese libro y sepa que cada vez hay más.

De modo similar la literatura con enfoque “Trans” (Trasvesti, transgénero y transexual) toma mayor fuerza, si bien ya existían libros como Kitchen de Banana Yoshimoto o Yo no tengo la culpa de haber nacido tan sexy de Eduardo Mendicutti, ahora llegan otros más para jóvenes, tales como Qué nos hace humanos de Jeff Garvin y El arte de ser normal de Lisa Williamson, títulos que ahora pueden ayudar a los jóvenes en sus procesos de identificación y que incluso profesionales de la salud pudieran sugerir a estos mismos.

Entonces ¿qué pasos ha tomado la literatura LGBT?, puedo considerar que eso depende de cada quien, en mi caso el camino que ha optado ha sido el de visibilizar, mostrarse y estar al alcance de aquel que la necesite, independientemente de la atracción sexo genérica.

¡Que se abra esa puerta!

Por César Augusto Espinosa de los Monteros Sánchez

Egresado de la licenciatura en Psicología, por la Universidad Autónoma de Baja California.
Recién egresado de la especialidad en Educación de la Sexualidad y de la maestría en Sexología Educativa en Espacio, Centro de Psicología y Sexología Integrativa.
Cuenta con más de cuatro años de experiencia en el manejo de una librería, desempeñándose como empleado de piso en librería El  Día sucursal UABC.

 

 

 

About redaccion

Check Also

…huye siempre para volver nunca…

Deja un comentario