jueves , noviembre 15 2018
Home / Aguascalientes / Que el olvido nunca los alcance… #HastaEncontrate #DesaparecidxsLGBT

Que el olvido nunca los alcance… #HastaEncontrate #DesaparecidxsLGBT

Por Rocío Suárez

Recientemente nos hemos enterado de la desaparición de Michell Rodríguez, quien es reina del certamen Miss Trans Tabasco y Miss Trans Star 2018, ella se encuentra desaparecida desde el pasado 29 de Agosto en la Ciudad de México. Este no es el único caso.

Datos del Centro de Apoyo a las Identidades Trans documentan un total de 23 reportes de personas de la diversidad sexual y de género desaparecidas en el país, la gran mayoría son mujeres trans. En este año se contabiliza también la desaparición de Osmara San Juan ocurrida en Pachuca, Hidalgo, el 24 de abril, así como la ausencia desde el 1 de agosto de Valeria Cervera en la Ciudad de Chetumal, Quintana Roo.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas registra más de 37 mil personas en el país no localizadas. Seguramente en algún momento en el metro, en la televisión o incluso en las redes sociales has visto una ficha de localización de una persona desaparecida.

Cada una representa una historia que lucha contra el olvido ¿Cuantas de estas personas pertenecerán a la población LGBTI? No es posible realizar un cálculo, pues no existe una estadística oficial que arroje información al respecto; quizá existan más casos de los que podemos pensar. ¿Qué situaciones viven sus familiares y amistades para lograr su localización?

Hay muchas realidades dolorosas que no se nombran, y con ello se vuelven invisibles, una de estas realidades es el de personas desaparecidas que forman parte de la población LGBTI.

El 18 de febrero de 2017 Mario Antonio de la Cruz Miranda, un joven de 16 años, se reportó como desaparecido en Quintana Roo. Su familia, que vive en el municipio de Benito Juárez, conocía de su orientación sexual y de su gusto por el travestismo. Al conocer los hechos acudieron ante las autoridades correspondientes para presentar la denuncia, pero la autoridad se negó a hacerlo, pues habría que esperar a que pasaran 72 horas, luego vinieron las justificaciones: “quizá se fue con los amigos o el novio”, “quizá se enojó con la mamá y luego regresaría”, hasta cuestionamientos a la madre sobre “qué hacía un menor de edad en un antro”.

A pesar de ser un menor de edad nunca se lanzó la alerta Amber, se perdió la posibilidad de contar con imágenes de las cámaras del lugar, se perdió la oportunidad de reconstruir los hechos a partir de las declaraciones del dueño y empleados del antro. Su desaparición provocó miedo entre sus propios amigos que se volvieron cautelosos ante la fama de la actuación de la policía en Cancún.

La familia buscó ayuda de otras instituciones, incluso de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, quien se comprometió a interceder para agilizar la investigación ante la procuraduría. Mario Antonio de la Cruz Miranda ni siquiera aparece en el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas. A un año y medio de su desaparición no hay líneas de investigación ni evidencias, solo queda una carpeta de denuncia y el coraje de sus familiares para localizarlo.

A los familiares de Giovana las autoridades de Veracruz le recomendaron ya no buscarla, la mamá de Dulce ha pedido al gobernador de Morelos ayuda para excavar en un predio donde piensa podría estar el cuerpo de su hija, a Jeny la sigue buscando su hermana en Tamaulipas, a Celeste su mamá sigue recordándola en su natal Coahuila, a Melissa y Jesús los siguen esperando en Jalisco…

 

Las y los desaparecidos en México son una realidad… apoya, difunde, comparte, has que regresen con sus familiares y amigos, que el olvido nunca los alcance.

#HastaEncontrate #DesaparecidxsLGBT

 

 

About redaccion

Check Also

Tolerancia: celebran 50 años de inclusión espiritual en Querétaro

Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana (comunicado)

Deja un comentario