Home / Aguascalientes / Prendarte, la riqueza de una tradición

Prendarte, la riqueza de una tradición

Creatividad y belleza artesanal

Las manos de los artesanos y artesanas son mágicas y esa es una realidad que conocemos perfectamente quienes tenemos la oportunidad de vivir en este hermoso país.

Uno de los mejores ejemplos para sostener tal afirmación es PRENDARTE, una microempresa dedicada a elaborar vestimenta en diferentes tipos de fibras con motivos étnicos otomíes, matlazincas y mazahuas, en las cuales se hacen bordados de diferentes tipos y en algunos casos teñida con tintes naturales.

La prenda más característica es el quexquémetl, pero también hacen otro tipo de vestimenta, como faldas, blusas, camisas, huipiles, enredos, sacos corte sastre, abrigos e incluso vestidos de novia, además de mantelería y servilletería.

Se trata de ropa estilizada para dama bordada con diversos motivos étnicos hecha con materiales como algodón y lana.

Marcela Castro es la creadora del concepto PRENDARTE y es una mujer con gusto por la investigación del significado de los símbolos de las culturas otomí, matlazinca y mazahua en el Estado de México y el cómo se fueron modificando con el paso del tiempo y también sobre los materiales con los que se manufacturaban las prendas de vestir originalmente y los procesos de teñido existentes, además de la transformación de dicho proceso a través del tiempo.

En esta microempresa crean dos tipos de prendas: la étnica, que es más el estilo tradicional propio de cada región, y la estilizada que es más moderna, es ropa que se puede usar en el trabajo o para cualquier ocasión.

La señora Marcela Castro disfruta trabajar en el telar de cintura y le encanta hablar del proceso: primero decide qué tipo de prenda elaborará, imagina el diseño, los colores, el largo y el ancho deseado, selecciona los materiales, lava la fibra y después, de ser necesario, la tiñe de acuerdo con los matices elegidos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luego forma la madeja que se monta en el telar de cintura alineando los hilos para poder tejer un proceso que se lleva alrededor de 7 u 8 días unas seis horas diarias y, para finalizar, se hace el torcido para que no se desteja la prenda.

Pero PRENDARTE va más allá, pues también se dedica a rescatar los procesos de manufactura y teñido antiguo, a fomentar el conocimiento sobre los diversos tipos de indumentaria del Estado de México y a alentar la creación de nuevos proyectos, como talleres en los cuales se impartan estos conocimientos.

Así que ahí tiene usted el regalo perfecto. No olvide visitar sus redes sociales…

About Alejandro Evaristo

Check Also

Las reformas estatales conocidas como ‘Pin Parental’ vulneran los derechos de niñez y adolescencia

Comunicado conjunto del gobierno de México

Deja un comentario