Home / Humanismo y legalidad / Políticas Públicas incluyentes en Mérida

Políticas Públicas incluyentes en Mérida

Por Lizbeth L. Suárez Sánchez (lizbeth@humanismo.mx)

Recientemente el gobierno municipal de Mérida, Yucatán, anunció que fomentará políticas públicas que promuevan una sociedad justa, equitativa, incluyente y libre de discriminación; sin embargo, es necesario analizar en qué consisten dichas políticas públicas, si atienden las problemáticas de la región y se plantean todas los componentes necesarios que se requieren en el diseño de una política pública.

El Plan Municipal de Desarrollo de la entidad (PMD) tiene en su Eje III: Mérida con Futuro Incluyente, en donde realiza un pequeño diagnóstico sobre el desarrollo humano del Estado, del mismo modo se incluyen los programas existentes y aquellos otros que se implementarían, en conjunto con políticas públicas, durante el periodo comprendido del 2018 al 2021, con el objetivo de promover la calidad de vida de la ciudadanía, la equidad y la diversidad, tomando en cuenta herramientas como el empoderamiento, la participación ciudadana, la promoción del empleo y la gobernabilidad para el ejercicio del pleno derecho al desarrollo social y humano. Asimismo, el PMD cuenta con los ejes transversales de Perspectiva de Género, Respeto a los Derechos Humanos y Gobernanza y Participación Ciudadana, que contribuirán al desarrollo de políticas públicas para la comunidad LGBTTTI+.

En relación a la diversidad sexual, cuenta con el Consejo Municipal contra la Discriminación de la Diversidad Sexual del Municipio de Mérida, desde 2011 y permanece en esta administración, con la finalidad de promover la participación de organizaciones de la sociedad civil que den atención a la diversidad sexual, así como la prestación de servicios eficientes, de calidad y con trato digno, contribuyendo a la sociedad meridana con campañas para erradicar cualquier tipo de discriminación en el municipio.

Sin embargo, las decisiones tomadas por el Consejo Municipal, no serán vinculatorias, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 73 de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán, que establece que los Consejos de Colaboración Municipal se constituyen como un órgano de consulta y que debe ser conformado por distintos grupos sociales, para contribuir a mejorar las políticas públicas.

La trascendencia que un gobierno municipal tomé esta iniciativa, no es menor, de acuerdo al informe de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH) realizado por la organización Letra S Sida, Cultura y Vida Cotidiana, Yucatán ocupa el cuarto lugar con 39 crímenes por homofobia[1]. Por su parte, en temas de salud, el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Censida) reportó un total de 5199 casos de 1983 a 2018, de los cuales 249 corresponden al 2018; siendo Yucatán la tercera entidad con mayor número de casos diagnosticados de Sida por cada 100 mil habitantes, tan solo después de Quintana Roo y Campeche.

Estos datos son tan sólo una muestra de la situación de discriminación y vulnerabilidad en que se encuentra la población LGBTTTI+ que habita en la entidad, por lo que el diseño de las políticas públicas para este sector debe corresponder directamente a la atención de estas problemáticas.

En ese sentido, el PMD que establece que el Consejo Municipal contra la Discriminación de la Diversidad Sexual de Mérida cuenta con tres áreas de trabajo: Difusión y Proyectos, Capacitación y Políticas Públicas; derivado de su labor, se han realizado propuestas de modificación a los reglamentos municipales con la intención de hacerlos más incluyentes, sin importar sus condiciones o preferencias sexuales. Asimismo, el Consejo Municipal, ha realizado desde su implementación capacitaciones de sensibilización para los servidores públicos del municipio, así como campañas de difusión sobre temas de diversidad sexual, además del uso del arte y la cultura como un medio para evitar la discriminación.

Uno de los principales retos que enfrenta el Consejo Municipal contra la Discriminación de la Diversidad Sexual en Mérida, es la oposición del llamado Frente Nacional por la Familia, que es un grupo que se resiste al matrimonio igualitario, la adopción de parejas homoparentales y la educación de la sexualidad en las escuelas públicas[2].

Si bien el hecho de que a nivel municipal existan iniciativas como la de Mérida que tengan como finalidad el promover una sociedad incluyente, es necesario que se revisen ejemplos a nivel internacional, como el del Ayuntamiento de Barcelona[3], quienes elaboran un plan específico para la diversidad sexual y de género, en dónde establecen claramente cuáles son las problemáticas a atender, así como los ejes estratégicos de su plan y su correspondiente seguimiento y evaluación. El diseño de política pública para la comunidad LGBTTTI+ es un logro per se; sin embargo, se requiere cerrar la pinza de tal manera que se complete, desde los planes de desarrollo, las líneas de acción, el seguimiento y evaluación de la política pública, que permita realizar una medición de su efectividad, o en su caso, rediseñarla.

Para más información, comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

[1] Recuperado de: https://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=noticias&id=3181&id_opcion=&op=447

[2] Recuperado de: https://www.poresto.net/2019/02/26/grupos-conservadores-presionan-de-nueva-cuenta-a-diputados/

[3] Recuperado de: https://ajuntament.barcelona.cat/feminismes-lgtbi/sites/default/files/documentacio/p_4.2_pla_lgtbi_cast.pdf

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Más de 450 parejas del mismo sexo en todo el país se han registrado en el ISSSTE

Comunicado

Deja un comentario