jueves , noviembre 15 2018
Home / En la intimidad con Lotta / Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

En la intimidad con Lotta

Estaba pensando en algo tan real y tan triste a la vez.

La familia, los amigos, la sociedad, en fin. La mayoría de las personas están tan acostumbradas a algo tan irónico…

Cuando ven una mujer fuerte piensan que no tenemos necesidad de nada ni de nadie, que uno puede soportarlo todo, que pase lo que pase lo vamos a superar, que no nos importa ser escuchadas, cuidadas o mimadas.

¡Carajo! Sí, sí lo necesitamos; si podemos ser fuertes, estar ahí para los demás pero ¿quién está para uno?

Cuando te ven una mujer fuerte te buscan sólo para que les ayudes a llevar sus pedos emocionales, te hablan pensando que uno no necesita ser escuchada.

Sí, sí lo he necesitado, te he necesitado a ti para llorar y para gritar todo lo que llevo conmigo y sabes que sólo me he enfocado en estar para ti, porque así será y yo, yo soy una mujer fuerte.

A una mujer fuerte no se le pregunta si está cansada. Una mujer fuerte no se cansa, no sufre, simplemente nunca cae, uno siente ansiedad o miedo lo que importa es que ella siempre está allí siendo ese faro en la niebla o esa roca en medio del mar.

A la mujer fuerte no se le perdona nada.

¡Puta madre! Si pierde el control enseguida se convierte en débil y si pierde los estribos ya es una histérica. No se le permite ser débil porque ella es el soporte de los demás.

Cuando la mujer fuerte falta o llega tarde un minuto se nota enseguida, pero cuando está nadie la hace notar.

Siempre lo he dicho: lo bueno lo dan por hecho y lo malo o la debilidad es lo que marcan, pero la fuerza que se necesita cada día para ser la mujer fuerte a nadie le importa.

Así que honra, reconoce, respeta y agradece cada una de esas mujeres fuertes que tienes en tu vida. Esa que está a tu lado porque ella también necesita que sea sostenida, querida, amada y sentir que pueden descansar y sentirse protegidas por ti. Porque nadie dijo que no puede ser o no podemos ser vulnerables y que sí necesitamos sentirnos débil para retomar la fuerza, para agarrar coraje y seguir con la cara en alto.

Mujer, Eres Fuerte pero se vale ser débil. Se puede llorar, gritar, tirar la toalla de vez en cuando porque eres humana y se vale sentir.

Así es, lo he sido. He sido fuerte pero también quiero saber que el ser débil no me hace menos capaz o menos humana.

Lotta Sánchez

Besos y cerezas 

About Lotta

Check Also

Tolerancia: celebran 50 años de inclusión espiritual en Querétaro

Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana (comunicado)

Deja un comentario