miércoles , junio 26 2019
Home / Baja California / Libro de carne viva

Libro de carne viva

Letras para el colectivo… letras con orgullo

En esta ocasión les presento Lenguas en erección de Juan Carlos Bautista. Como el mismo autor lo menciona: “el título que explica bien su tentativa: esa confusión entre carne y poema, esa lengua que se yergue a la vez como un idioma en construcción personal y como un sexo.”

El interés por abordar este libro surge de una anécdota que menciona el editor Sergio Téllez-Pon, en la que menciona que este material se encuentra censurado en algunas librerías del país. Esto principalmente por la portada, portada que acertadamente refleja la fuerza de cada uno de los poemas que conforman este libro.

En No soy Sarah el autor nos muestra esta fusión del poema escrito en papel con la experiencia escrita acciones, esta experiencia es entonces lo erótico, pero también esa desilusión, tristeza, nostalgia…

“No soy Sarah,

nunca mi cadera sacará fruto.

Lo que dejes sobre mi carne lisa

será sólo para mí.

Del sueño en el que hundimos nuestros cuerpos nerviosos

no saldrá nada.

El amor se morderá la cola

y se echará a dormir bajo las sábanas.

Tu grito será sombra

de un silencio más consistente;

nuestros sexos, corazones que trenzan sus redes de sangre.

“y regarás la simiente tierra…”

Es un desperdicio, no hay remedio.

– Tómalo como un lujo”.

 

En Ir a la noche vemos esa experiencia como instinto, este poema aunque se describe con simplicidad está lleno de fuerza. Incluso pareciera que no el instinto cubre algo más…

“Ir a la noche

a desnudarnos

a sorber los tuétanos

a moler los miembros

 

A entregar los besos

las palabras

el sueño

 

Ir a la noche

a encontrar al desconocido

a perseguir el olor, como los perros

a tenderse a enredarse

a robar lo que se pueda

a lamer pelos y párpados

a zurcir los labios

 

Ir a la noche

a encontrarse

a separarse”.

De este poema considero que las palabras clave son desnudarnos y encontrarnos. Y aunque pudiéramos pensar que se refieren a la acción con otro, pueden referirse a acciones con uno mismo. Desnudarnos con nosotros mismos y encontrarnos con nuestra esencia, con nuestro ser.

Por otro lado en Caín y Abel vemos el erotismo pero acompañado de ese compañerismo, esa fraternidad de reconocerse en el otro. Y aunque el autor lo maneja desde pobres y hambrientos, es reconocerse desde la vulnerabilidad.

Caín y Abel

“Trepado en mí

casi no hacía ruidos,

pero desafortunadamente

su bestia comía de mi culo.

Un hombre silencioso en tiempos de guerra.

 

Este hambriento –dije- es mi hermano.

Y me abrí delicadamente

como un Jacinto a la pisada de un buey.

 

Le di agua de mi boca,

manos que fueron pañuelos para su frente,

mi espalda como un pan

y ojos que supieron cerrarse a tiempo.

 

Trepado en mí,

dije este hombre es mi hermano

y lo quiero

porque somos iguales de pobres

y estamos igual de hambrientos”.

Lenguas en erección es reflejo de experiencias y carne a través del papel. Los poemas impregnados de erotismo también llevan una crudeza y un dolor, una vulnerabilidad que invita a la introspección.

 

About César Espinosa

Check Also

José Sarria: Su Real Majestad, Emperatriz de San Francisco

Artículo publicado originalmente en https://medium.com escrito por Jeffry J. Iovannone

Deja un comentario