miércoles , junio 26 2019
Home / Principal / LGBTI en Venezuela: entre la incertidumbre y la discriminación (V)

LGBTI en Venezuela: entre la incertidumbre y la discriminación (V)

Por Adriana Ramírez. Caracas, Venezuela

Entre la esperanza y el plan de volver

Esperanza será la palabra que se usará en esta parte del reportaje. Esperanza, sustantivo que emplea el próximo entrevistado para describir lo que siente sobre lo que está pasando hoy en día en el país.

“La situación política y económica en Venezuela está sumamente deteriorada desde hace muchas décadas, pero se ha agravado a niveles que nunca llegamos a sospechar en el pasado. Ahora es el primer momento en el que tengo una verdadera esperanza de que se pueda iniciar un proceso de recuperación que seguramente tardará unos cuantos años, pero que pareciera ser sólido. Me gustaría participar en la reconstrucción del país”, aseguró.

Licenciado en comunicación social, se dedica al periodismo y a la docencia universitaria en México, donde, para el momento en que se hizo la entrevista, estaba por cumplir ―de residencia― 18 años en este mes de marzo.

Su identidad quedará en reserva por protección en Venezuela. Mientras tanto, dice que en México no ha sentido nunca ningún tipo de discriminación. Se fue a principios de este siglo con rumbo a ese país, pues sabía lo que estaba por venir. Y se marchó sin saber nada de México, aunque dispuesto a adaptarse rápidamente.

¿Por qué se fue?

―Imaginaba lo que vendría (aunque el deterioro fue más lento de lo que pensé), no quise esperar para cerciorarme de ello. Huí en silencio, llegué a un país maravilloso donde inmediatamente se abrieron las puertas para poder desempeñarme en el campo profesional y logré tener éxito, sobre la base de un trabajo lleno de esfuerzo y disciplina. Desde acá he tenido la oportunidad de buscar todas las vías para apoyar a mi gente en Venezuela, pero no ha sido fácil porque los canales están restringidos y, por otra parte, no tengo lo suficiente para tanta gente. Aporto un pequeño granito de arena.

¿Su idea de irse fue planificada? Es decir: se informó bien sobre el país en el que iba a vivir, trámites, servicios médicos, de vivienda, etc.

―No hubo planificación. Se me ocurrió que debía salir de allá (de Venezuela) de manera inmediata. Compré un ticket de avión cuatro días antes hacia un destino al que jamás pensé visitar, pero con la firme intención de quedarme. Abrí mi mente para asimilar la cultura lo más rápido posible, con la idea de que me tenía que acostumbrar y de que nadie tenía que acostumbrarse a mí, pero fue mi fórmula de éxito y amo este país tanto como a mi natal Venezuela.

¿Ha vivido casos de xenofobia, de discriminación racial o por tendencia sexual (en México)?

―Jamás.

Desde Perú

Ayatola Núñez es periodista. Zuliano. En este momento vive en Lima, Perú, donde trabaja como redactor web de economía. Salió hace año y medio de Venezuela, igual que muchos otros.

Núñez se fue para ayudar a su familia, aunque la hiperinflación impide que el dinero alcance. Admite que se marchó sin planificar bien su viaje. “Solo aproveché que me iban a prestar el dinero. Aquí (Perú) me estrellé”, aseguró.

De Perú afirma que tampoco ha vivido ningún tipo de discriminación, al contrario. “Siempre que notan mi acento me dicen que tienen un familiar que vivió en Venezuela y que está muy agradecido por las oportunidades que el país le brindó”, contó.

En este momento tiene bien claro cuál es su plan: regresar a Venezuela: “Espero que el régimen caiga este año para volver”.

 

Nadie se salva

De la crisis humanitaria en Venezuela no se salva nadie. Aquí, dos de los casos en los que activistas del oficialismo también han sido víctimas de la escasez de medicinas y del retroceso del sistema de salud.

 

Heisler Vaamonde

“Vale destacar la muerte del activista homosexual Heisler Vaamonde en circunstancias muy lamentables. Dada la crisis sanitaria entre el sábado 22 y el domingo 23 de julio de 2017, tres personas fallecieron luego de que se acabara el oxígeno central para atender a los pacientes. Uno de ellos fue el de Heisler Vaamonde, quien se identificaba como un activista de izquierda, fue portavoz nacional del Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual (2005-2017), área LGTB del PSUV. Fue director general del Movimiento Gay Revolucionario de Venezuela (2000-2005) y se postuló como candidato abiertamente gay a la Asamblea Nacional en las elecciones parlamentarias de 2005. Heisler Vaamonde, de 38 años, tenía una infección respiratoria y era paciente con VIH”.

Luis Marchán

“A principios de noviembre de 2017, se informó sobre la muerte de Luis Marchán, activista homosexual, quien participó como candidato en las elecciones primarias convocadas por un grupo de activistas con la intención de ser postulados por el Gran Polo Patriótico (alianza de partidos chavistas) a las elecciones parlamentarias en diciembre de 2015. Estas elecciones no fueron aceptadas como válidas por no contar con el apoyo de la alianza política del GPP. Marchán era activista cercano al gobierno de Nicolás Maduro. Su muerte fue a causa de una insuficiencia renal y ocurrió en la ciudad de Lima, en Perú, a donde había emigrado, con el fin de mejorar su situación económica y debido a la dificultad para acceder a los antirretrovirales en Venezuela”.

 

A su vez, a principios de marzo se supo de la muerte del periodista Alí Rodríguez, disidente del oficialismo. Publicaciones informaron que había denunciado actos de corrupción en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), creada por el gobierno de Hugo Chávez. La ONG Provea anunció que Rodríguez había formado parte de los voluntarios que fueron el 23 de febrero a la frontera para buscar la ayuda humanitaria proveniente de Estados Unidos y con la ayuda de otros países. Murió como consecuencia de una golpiza que, entre otras lesiones, le acarreó traumatismos graves en el cráneo.

About Alejandro Evaristo

Check Also

José Sarria: Su Real Majestad, Emperatriz de San Francisco

Artículo publicado originalmente en https://medium.com escrito por Jeffry J. Iovannone

Deja un comentario