lunes , noviembre 18 2019
Home / Principal / LGBTI en Venezuela: entre la incertidumbre y la discriminación (IV)

LGBTI en Venezuela: entre la incertidumbre y la discriminación (IV)

Por Adriana Ramírez. Caracas, Venezuela

Habla Tamara Adrián Hernández

Nacida como Tomás Adrián, se hizo un cambio de sexo desde principios de este siglo; aunque ha dado una larga batalla ante el TSJ para que sea reconocida su condición legal como mujer, no lo ha logrado aún. El portal de investigación periodística Poderopedia señala que la ahora, Tamara Adrián, es la primera diputada trans en Venezuela y Latinoamérica.

Diputada, activista, profesora, es egresada como abogada de la UCAB y de instituciones universitarias de París. También es miembro del partido Voluntad Popular y asambleísta por el Distrito Capital.

Adrián es conocida por su defensa de los derechos humanos, de la diversidad sexual y de las personas con VIH.

En 2017 el TSJ emitió una sentencia sobre el derecho de cambiar de identidad de sexo, aunque para ello se deben consignar exámenes médicos, psiquiátricos y psicológicos.

Dice el Nuevo Herald, de Miami, Estados Unidos, que la Sala Constitucional del TSJ “admitió una acción innominada de naturaleza constitucional interpuesta por varios ciudadanos con la cual, invocando el derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad (…) pretenden que se les reconozcan sus derechos a cambiar de nombres y de género’, señala el dictamen. Cada caso será analizado individualmente. Las personas interesadas deberán consignar copia certificada de actas de nacimiento y un informe médico, psiquiátrico y psicológico suscrito por especialistas que ‘demuestre la veracidad de la identidad sexual pretendida”, agrega el fallo.

El medio citó a Adrián, quien, a su vez, declaró para la agencia AFP. En aquel momento manifestó su descontento con respecto a dicha sentencia: “Lejos de ser un avance, es una involución, porque se exigen requisitos patologizantes que se pedían en los años noventa y que han venido siendo abolidos en toda la región”.

¿Cuál es la situación actual (en cuanto a derechos, leyes y necesidades) de la comunidad LGBTI en Venezuela?

Desafortunadamente, Venezuela está entre los últimos países de la región en materia de derechos LGBTI. Esto se nota más cuando vemos que el matrimonio igualitario existe en Argentina, México, Colombia, Brasil y Uruguay, y en Costa Rica a partir de 2010, y las uniones registradas igualitarias en Chile y Ecuador. La comaternidad, copaternidad y coadopción existe en México, Colombia, Uruguay y Argentina. El reconocimiento de la identidad de las personas trans sin necesidad de operaciones y por vía administrativa es reconocida en México, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Brasil, Uruguay, Argentina, Chile y Bolivia. La protección contra la discriminación está establecida en casi todos los países. En Venezuela prácticamente no hay nada. Inclusive peor: se ha retrocedido en cuanto al derecho a la identidad de las personas trans que fue reconocido por vía judicial entre 1982 y 1998, y desde ese año no ha habido ningún reconocimiento de identidad, producto de la cooptación del Poder Judicial por jueces no capacitados.

¿La Asamblea Nacional ha hecho lo necesario para legislar al respecto o hay apatía?

Planteé en 2016 un proyecto de reforma parcial a la Ley Orgánica de Registro Civil, para obtener esos derechos, pero la situación política y el uso del TSJ para suprimir las funciones legislativas de la AN han impedido que se legisle sobre esta y cualquier otra materia.

En el último informe de Unión Afirmativa sobre la situación de la comunidad LGBTI se habla de falta de leyes que protejan los derechos de estas personas. A qué se debe y qué se espera con un cambio de Gobierno.

Esperamos lograr las legislaciones y derechos que existen en toda la región.

Debido a esa misma falta de leyes, qué debe hacer una persona que sea víctima de discriminación o abusos.

Solo tiene los recursos generales penales o civiles, con el agravante de que no hay ninguna acción efectiva de la Fiscalía o de la Defensoría del Pueblo.

 

“La protección contra la discriminación está establecida en casi todos los países. En Venezuela prácticamente no hay nada. Inclusive peor: se ha retrocedido en cuanto al derecho a la identidad de las personas trans que fue reconocido por vía judicial entre 1982 y 1998, y desde ese año no ha habido ningún reconocimiento de identidad, producto de la cooptación del Poder Judicial por jueces no capacitados”

La cineasta venezolana Elia Schneider realizó una película basada en la historia de Adrián. Se llama Tamara. El filme ganó el premio Segib, de la Secretaría General Iberoamericana. Se estrenó en el año 2016.

Por otra parte, a finales de febrero murió Ronny Ortega Campos, activista trans del estado Aragua (en el norte del país). Fue considerada la primera mujer abiertamente trans en alcanzar una curul en el interior, específicamente en el Consejo Legislativo de Aragua. Lo logró de la mano de la coalición oficialista Gran Polo Patriótico.

Maduro, entre otros funcionarios, ha sido señalado de irrespetar a las persona LGBTI. En varias oportunidades ha llamado “capriloca” (“tira la piedra y se hace la loca”) al excandidato a la Presidencia, Henrique Capriles.

 

About Adriana Ramírez

Check Also

 ¡No, estás mal!

Espacio Mostroso, por Mostro Vacci

Deja un comentario