domingo , agosto 18 2019

leTras

Letras para el colectivo… letras con orgullo

Si bien no es difícil encontrar literatura LGBTI+ y/o autores de esta misma comunidad, los que no son muchos son los integrantes del colectivo trans.

En esta ocasión revisaremos un poco el libro “Mundo T donde el sol nace al poniente” de la autora y mujer trans Andrea Guadalupe, este libro es una publicación independiente realizada en mayo de 2011 en Tijuana B.C., en su obra Andrea nos presenta una colección de relatos cortos donde abarca diversas temáticas, su versión impresa cuenta con un curioso detalle, y es que alterna el color de las páginas entre rosa y azul reflejando los colores de la bandera trans.

Andrea nos presenta un primer relato titulado Metamorfosis:

“Hay un espejo en mi habitación que cree saber más que yo, me mira y me recuerda quien soy. Acéptalo me digo mirándome a los ojos.

(…)

He dejado de ser hombre, y me siento feliz, por ser lo que soy: un ser sin ataduras, libre, desigual a todos los demás”.

Aunque el relato que les presento está recortado, su versión original nos refleja todo este ritual/metamorfosis donde el exterior comienza a ser congruente con su interior y por medio del espejo al fin se ve reflejado lo que siempre estuvo ahí.

Entre varios relatos aparece ¿Puedo llamarte…Amiga?, donde somos partícipes de una conversación de la cual les presento el siguiente fragmento:

“(…)

La diversidad inicia con nosotr@s.

¿Quieres ver la diversidad?… Mira tus deditos, todos tienen sus propias características,… y pueden trabajar juntos.

(…)”.

A veces tendemos a hablar de diversidad y explicarla con diversos tecnicismos o terminología, lo cual no está mal, sin embargo también es necesario mostrar que la diversidad se encuentra en todas partes, incluso en nosotros mismos.

En Respeto Andrea es concisa:

“Ustedes son lo que quieren ser, déjennos a nosotros ser lo que somos”.

Sin embargo mi favorita es 5:07 de la mañana, que refleja una de las victorias que ha conseguido nuestro colectivo:

“Aquel hombre no para de dar vueltas en la cama.

Se ha despertado y no puede volver a dormir.

Está impaciente por recibir su regalo, está nervioso por si no llega.

No puede esperar más, lleva demasiado tiempo esperándolo.

Se queda un rato mirando a su pareja, que como cada noche está en la cama a su lado con su eterna sonrisa, no sabe dormir sin él.

Se imagina que está soñando algo bonito.

Lo abraza he intenta volver a dormir.

Poco a poco va pasando la noche.

Son las 8:47 y ya no puede esperar más, lleva toda su vida esperando.

Se levanta y pone la tele muy bajita. Su pareja parece seguir soñando feliz.

Por fin llega el momento: votos a favor 187.

Una gran sonrisa ilumina su rostro, tiene 57 años y vive con otro hombre, su pareja, como le gusta llamarle, desde hace más de 30.

Por fin se van a casar».

El matrimonio igualitario es una victoria, sin embargo en muchos estados sigue siendo una lucha, esperemos que más adelante todos podamos vivir la felicidad que Andrea nos presenta en este relato.

“Mundo T donde el sol nace al poniente” nos refleja parte de las vivencias de Andrea, desde vivencias muy comunes hasta las más existenciales, vivencias de un integrante de la comunidad LGBTI+, vivencias de una mujer trans… de una mujer, de un ser humano, donde nos muestra que la diversidad va más allá de orientaciones e identidades, la diversidad va en nosotros mismos, somos diversidad.

About César Espinosa

Check Also

¿Y qué pasó con el voto trans?

Por Myriam Brito Domínguez, myriam@humanismo.mx

Deja un comentario