sábado , noviembre 17 2018
Home / Entre mis piernas / La lista de mis hombres a coger

La lista de mis hombres a coger

 

Desde hace ya un tiempo, enlisté una cantidad de nombres de personas que me quiero coger. La mayoría hombres que me encuentro en el camino y que no puedo degustar en el momento, ya sea porque ando en mis días de menstruación, porque tienen novia o hasta porque están casados.

Entonces la lista sirve para recordarme que algún día me los tengo que cenar, así como Arya Stark tiene la suya de personas a matar en Juego de Tronos, creando tácticas y modos para que el fin sea más que placentero, solo que a mí no me corresponde clavar la espada.

Ante los lamentables hechos que les conté hace un par de semanas, la lista había estado en stand by. La sequía de nombres fue perpetua durante cinco meses, hasta que mi cumpleaños llegó, una celebración que año tras año me obliga a que alguien me insemine entre tanta fiesta y alcohol.

Y entre tanto festejo, me empezó a gustar un hombre del trabajo que es casado. Lamento no poder dar más detalles, pero si lo hago corremos el riesgo de una falta administrativa o de una esposa molesta que quiera desquitar su frustrada relación con mi persona.

El punto es que diario hablamos de sexo, lo que me llevó a la fantasía de estar con él y probar su leche. El problema es que al estar casado y tener un vínculo profesional conmigo le impide ser directo. Por eso ha sido agregado a mi lista de hombres a coger.

Pero este listado tiene sus reglas: la principal es no enamorarse, entiéndase bien el título de hombres a coger, no de personas a amar. ¿Qué clase de persona sería yo si hiciera una lista de personas para querer? Esos sentimientos solo pasan, no los pones en papel.

La segunda instrucción es nunca repetir. Sí, la cogida está padre una vez o dos, pero hacerlo continuamente con la misma persona es un riesgo enorme de estabilizarte o mezclar historias baratas que una no desea conocer.

La tercera regla es no discriminar y aunque solo incluya a hombres, varias mujeres se ganaron su lugar, es decir, no pondré a todas las personas que conozca en la lista, pero sí a aquellas que me gusten por determinada circunstancia.

La cuarta es decir siempre la verdad y cuidarse, no voy a quedar embarazada de un hombre que perteneció a la lista, porque es uno más del montón y no voy a decir que alguien es especial o único, si se trata de un solo acostón, las palabras cursis, motivadoras o halagadoras salen sobrando.

Y la última regla es nunca abandonar ni dejar la lista vacía, puedo quitar nombres de ella o agregar algunos que creí nunca poner, pero nunca puedo dejarla vacía o abandonarla, el Shinigamy del sexo vendrá y me dará en matrimonio, lo que sería el fin de una vida sexual exquisita entre muchos penes y vaginas.

¿Ustedes a quién pondrían en su lista?

About María Fernanda Soto Aguilar

Check Also

8. ¿A qué edad comienza y finaliza la menstruación?

100 preguntas sobre sexualidad adolescente

Deja un comentario