lunes , octubre 21 2019
Home / Humanismo y legalidad / Girl y la (r)evolución transgénero

Girl y la (r)evolución transgénero

Por: Aura E. Álvarez Barrios (ae.alvarezbarrios@gmail.com)

Lo transgénero ha comenzado a verse como algo cotidiano desde hace ya algún tiempo. El trayecto de lo trans es cada día más interesante y rico sobre todo en el arte, donde un sinfín de formas, colores, sonidos y expresiones de todo tipo reflejan lo que habita en los profundos rincones de la mente humana y materializan lo más sensible de nuestro existir.

Poco a poco comienza a derrumbarse ese rancio autoritarismo sobre los cuerpos. No lejos de aquí se percibe una pestilencia, un olor a viejo, a rancio. Ese autoritarismo ya ha empezado a oler mal, pues está despidiendo una fetidez propia de las cosas podridas, imposible de ignorar. Y es que su proceso de putrefacción ya está algo avanzado, por lo que no es fácil voltearse para otro lado y no ver el derrumbe de las normas de género.

Las expresiones corporales no ceñidas a esas normas estáticas y sinsentido, empeñadas en estandarizar genitales y enjaular a los humanos con fines reproductivos o productivos, comienzan a hacer parte de la danza, el cine, la fotografía, el teatro, y es un gusto poderlas disfrutar y reflexionar sobre ellas.

Girl (2018) es una de esas expresiones artísticas. Este filme fue dirigido por Lukas Dhont, escritor y director de cine belga. Ganó el Premio FIPRESCI, la Caméra d’Or, la Queer Palm y el Premio al Mejor Jurado Un certain regard en el Festival de Cannes y el Premio del Público en el Festival de San Sebastián y ha sido preseleccionado para representar a Bélgica en el Óscar.[1]

Esta película retrata la historia de Lara, una adolescente que desea ser bailarina profesional y está trabajando duro para hacer realidad su sueño. Lara debe enfrentar una dificultad singular: su práctica en los salones de danza se ve trastocada por su identidad genérica porque ha nacido niño. Sabemos que en la danza clásica existen roles muy marcados y ejercicios bien distintos para hombres y mujeres. Los vestuarios, los zapatos de punta, algunos ejercicios, los papeles en las obras clásicas giran en torno al dualismo de género y al amor romántico: Giselle, el Cascanueces, el Lago de los Cisnes, Romeo y Julieta, la Bella Durmiente, Coppélia, entre otras.

Lara, frente a sus compañeros y compañeras de clase se cohíbe, no quiere que se noten sus genitales debajo de su uniforme. Evita tomar agua para no ir al baño y pega sus genitales a su cuerpo con cinta adhesiva para que no destaquen en su fina figura. A lo largo del filme, se aprecia el camino que recorre para someterse a una transformación hormonal y genital. Girl te muestra con la fuerza y delicadeza que caracterizan al ballet, las peripecias que Lara vive a lo largo de ese proceso.

Este filme es hermoso e intenso a la vez. Después de varias sesiones, dos médicos le informan a Lara y a su padre, quien la acompaña durante todo el proceso, que no puede someterse a la cirugía de reasignación de sexo porque se encuentra muy débil: ha abusado de su cuerpo y éste no puede soportar la deshidratación en la que se encuentra, la estricta dieta a la que se ha sometido y el intenso ejercicio físico que realiza día a día.

La película tiene un desenlace particular: Lara, a pesar del diagnóstico de los médicos y su negativa para someterla a una operación, decide tomar el control y dar un paso muy valiente para hacer realidad su voluntad. Corta sus genitales para orillar a los médicos a someterla a la cirugía que tanto añora. Al final, se le ve caminando tranquila y fuerte después de ese suceso.

Desde mi perspectiva, tanto en las artes como en la vida cotidiana, de a poco se va desbancado el autoritarismo genérico –estático y rancio– que tanto ha dañado y encarcelado al ser humano.

Víctor Polster para la revista Garage

Existen, por ejemplo, el síndrome de insensibilidad a los andrógenos, una forma de intersexualidad oculta producida por una alteración genética (que se presenta en distintos grados), otra prueba de que el sexo no se ciñe solo a lo femenino o a lo masculino. Hay testimonios de personas con este síndrome a las que se le han ocultado sus diagnósticos o que han sido sometidas a extirpaciones de testículos o vaginoplastias bajo mentiras. Este tipo de alteraciones sigue siendo un tabú, ¿por qué?

Esperemos que no lo sean por mucho tiempo. Nuestras sociedades evolucionan hacia un lugar de “descontrol” de los cuerpos y lejos de la normalización bigenérico-genital. Ganando terreno en lo público es como lo transgénero y todo lo “otro” correrá con más suerte. Dejémonos ser todo lo que queramos ser.

 

Para más información y comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo  contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

 

Fuentes

Mujer por fuera, hombre por dentro: qué pasa cuando las hormonas no siguen el plan

https://elpais.com/elpais/2019/03/22/buenavida/1553255909_559779.html?id_externo_rsoc=FB_CM&fbclid=IwAR3yrcW2hUK7IgaYLmAGWdLeKWolf3Dsq3GUnrWmX40WhXSPvMxJU0r97Is

Biografía de Victor Polster

https://es.wikipedia.org/wiki/Victor_Polster

Biografía de Lukas Dhont

https://es.wikipedia.org/wiki/Lukas_Dhont

Ficha técnica del filme Girl

https://www.filmaffinity.com/mx/film172968.html

Estelle Hanania Photographs Victor Polster for Garage

https://www.mapltd.com/post/estellehanania/photographsvictorpolsterforgarage/

[1] https://www.sansebastianfestival.com/2018/secciones_y_peliculas/perlas/7/661660/es

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Activistas de la Diversidad Sexual de Querétaro participaron en tercera reunión de la Coalición Mexicana LGBTTTI+

Coinciden con partidos en abrir el diálogo para erradicar prejuicios e identificar coincidencias (comunicado)

Deja un comentario