jueves , noviembre 15 2018
Home / Entre mis piernas / Hombres de sexo, mujeres de amor

Hombres de sexo, mujeres de amor

Uno de los aspectos de la vida que no terminamos de conocer nunca, ni por más experto que se sea, es el tema del sexo. Ni aun perdiendo la virginidad a los 16 años o fornicando con más de 20 personas, se comprende del todo el cuerpo y la naturaleza humana.

Los tabús y concepciones sociales no ayudan mucho a descubrirnos y en esta lucha de egos, sexo y género, es y será, al menos unas cuantas décadas más, muy difícil pintar nuestra raya entre el amor y el sexo de hombres y mujeres.

Un día que estaba aburrida me dio por hacer un poco de sexting, en ese momento sólo tenía contacto con una chica lesbiana (100 por ciento, de esas que en su vida han visto un pene ¿pueden creerlo?), y le pedí abiertamente que me mandara una foto de ella desnuda.

¿Para qué lo hice? Tuve que subirme las pantis, secarme y perder todas ganas de jugar conmigo porque la señorita hizo todo un drama de inseguridad, de esos que a todas nos han aquejado una vez en la vida respecto a nuestros cuerpos. De plano no quiso, intenté seducirla, le dije que yo podría mandarle fotos también, pero no hubo voluntad que la hiciera ceder un poco.

Con el incidente recordé por qué me gustan los hombres, machos alfa que sin dudarlo te mandan fotos, videos y lo que quieras con tal de pasar un rato agradable aunque sea a distancia. Entonces, ¿por qué a nosotras, aun cuando seamos lesbianas, nos cuesta tanto trabajo?

No es difícil acercarse a la respuesta, nos han acostumbrado al cortejo, a que nuestros cuerpos deben lucir perfectos, a que debemos cuidarnos de a quién mandarle fotos sin ropa, porque es más fácil que nuestras fotos sean blanco de críticas y burlas que las de ellos.

Alguien me preguntó por qué no dejo de salir con esta mujer que es tímida, muy contrario a lo que soy, y le dije que aunque no es atrevida como me gustan, es un ser humano que vale la pena conocer más que para un simple texteo sexual.

Las mujeres, con sus excepciones, son sentimiento puro, nos es más fácil entregar nuestro cuerpo cuando hay sentimientos de cariño o amor. Dejar de preocuparnos o dejar de pensar en el acto sexual es un arte que pocas dominan. Los hombres por el contrario son animales que pueden degustar de un pedazo de carne sin fijarse en la ensalada.

También por conceptos sociales, a ellos se les dificulta mostrar sus sentimientos, por eso es que muchos no saben cómo tener una relación sentimental o fracasan en el intento.

Pero la magia existe, y se debe encontrar un equilibrio entre el sexo perfecto y los sentimientos, independientemente de nuestro género, gustos y preferencias y debemos saber a qué le damos más peso, sin juzgar, el mundo sería más sencillo si algunos entendieran que no todos están hechos para el amor, y algunos son muy felices sin penes (¿pueden creerlo?).

About María Fernanda Soto Aguilar

Check Also

Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

En la intimidad con Lotta

Deja un comentario