sábado , febrero 27 2021
Home / Compartir / Él fue el domado

Él fue el domado

Letras vibrantes para mayores de edad…

Él no me gustaba, pero me ponía caliente.

Me excitaba saber que él me deseaba, que yo estaba en sus pensamientos más perversos, esos donde me besaba hasta el alma.

Un día imaginé cómo sería.

Supuse que era alguien que cogía duro, salvaje, como animal, de esos que muerden y estrujan el cuerpo de tanta pasión; que me domaría y buscaría mi placer antes que el de él, pero siempre teniendo él el control.

¿Y qué pasaría si yo accediera poniendo mis condiciones?

Sentarlo en una silla y que me toque despacio, haciendo que su deseo se haga más grande, besándolo suave, pasando mi cabello sobre su cara, sintiendo mi piel suave contra su piel áspera; sentándome sobre el pero sin penetrarme, tan solo sintiéndonos.

Sería una excitación a punto de venirnos, esa donde crees que si está dentro vas a explotar.

Empezar poco a poco a dejar que me tome por la cintura, que me muerda los pezones, que restriegue su cara en mi cuello queriendo comerme.

Yo agarrada de su nuca pasando mis senos por todo su pecho y cara, para de un solo golpe dejarme caer sobre él, sentirle hasta dentro, que el aire me falte, mover la cadera y que me frote contra él, ambos tomar el ritmo y envolvernos en gemidos.

Que me haga tener varios orgasmos así sobre él y que entonces se dé cuenta que él fue el domado y se deje derretir entre mis piernas para quedar abrazado de mi cintura y recargado en mis senos.

About Luisa

Check Also

Deberíamos tenernos más a menudo…

Letras vibrantes para mayores de edad…

Deja un comentario