lunes , noviembre 29 2021
Home / Humanismo y legalidad / El drag king

El drag king

Humanismo & Legalidad

Drag king es una palabra inglesa que define a una mujer que viste de hombre. Las personas drag king son artistas de la performance vestidas masculinamente (drag) y personifican estereotipos de género masculinos como parte de su actuación. Este término se refiere a un performance, a una metodología de investigación feminista encarnada y a una apuesta política.

El drag king surge como una metodología feminista de investigación que permite reflexionar corporalmente en torno a la identidad de género, como experiencia y categoría política y analítica.[1] A través del drag king cuestionar las identidades, expresiones y roles de género; juega con las cargas sociales que conllevan la heteronorma y el binarismo de género, el sistema sexo-género de orden patriarcal, a través de las artes escénicas y visuales.

La técnica drag king abre un mundo de posibilidades en el que los límites impuestos a los cuerpos femeninos se desvanecen y ponen en el centro de discusión los estereotipos de género, respecto a su representación, performatividad y consecuencias en la organicidad de un cuerpo.

El origen de los talleres y las performances drag king se dio con Diane Torr en Nueva York circa 1990.[2] Diane Torr (-2017) activista considerada como filósofa del cuerpo (una pensadora del cuerpo) y artista de la performance enfocada en la danza, la performance drag king, la instalación y las artes audiovisuales. Nacida en Aberdeen, Escocia, Diane se forma en el Dartington College of Arts (Inglaterra), y en 1976, se muda a Nueva York donde formó parte activa de la escena local artística del centro de esa ciudad.

Diane Torr desarrolló su trabajo de igual manera en Londres y en Berlín, ciudad en la que fue investigadora visitante en la Freie Universität Berlin. En ese tiempo creó más de 35 trabajos originales de performance, videos e instalaciones; sus trabajos fueron presentados en los locales Franklin Furnace, The Kitchen y en clubes neoyorkinos como The Mudd Club y la Danceteria, y en festivales internacionales como el An-de-werf Festival, en Utrecht y en el Migros Museum, en Zurich.[3]

A través de la enseñanza de técnicas teatrales para representar masculinidades, Torr pretendía que sus talleristas pasaran como hombres y pudieran experimentar su “autoridad, territorio y derechos”.[4] Diane Torr vivió e investigó los efectos que tenía el pasar por hombre y vivir cómo se cambiaba el lugar de una persona, dependiendo del lugar que se le asignaba socialmente.[5]

Esta artista escribió un libro, junto con Stephen Bottoms, en el que hace un recorrido en el mundo de la performance feminista: Sex, Drag, and Male Roles: Investigating Gender as Performance.[6] Dicha obra representa una gran contribución a los estudios de género y de la performance; se divide en tres partes y contiene una reflexión sobre los talleres dados por Torr; a sus acciones performativas públicas como parte del colectivo feminista de arte llamado Guerrilla Girls, y a sus viajes a Inglaterra.[7]

Otras artistas dedicadas al drag king son De LaGrace Volcano y Judith Halberstan, quienes recorrieron la escena en San Francisco, Londres y Nueva York; plasmando su trabajo en The Drag King Book, donde se muestran fotografías y entrevistas a Halberstan, que dan cuenta de la performance drag king, la representación y la identificación de los géneros.[8]

Ese tipo de talleres comenzaron a replicarse en distintas partes del mundo, incluida Latinoamérica: México, Perú, Ecuador. Sobre este último país, Alba Pons Rabasa cuenta cómo comenzó a adentrarse en ellos en Quito y cómo fue cuestionando el género y las imposiciones relacionadas con la feminidad y la masculinidad a través de la creación de su personaje masculino: “Una parte fundamental de estos talleres consiste en la trasformación corporal mediante la ocultación del pecho, la creación y colocación del «paquete» en la entrepierna, el diseño de la barba o bigote, la colocación de vello corporal donde cada king desee y el maquillaje para ensombrecer algunos rasgos faciales.”[9]

Esta es solo un pequeño vistazo al vasto mundo del drag king, el cual representa un interesante espacio de reflexión crítica en torno a las imposiciones sociales que conlleva el sistema sexo-género de orden patriarcal el binarismo de género, y sus asignaciones, representaciones, y significados. El criticar encarnando da honor al carácter performativo del género.

Para más información, comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

[1] Alba Pons Rabasa. (09 de febrero de 2018). Los talleres Drag King: Una metodología feminista de investigación encarnada. 15 de septiembre de 2021, de Universidad Veracruzana Sitio web: https://investigacionteatral.uv.mx/index.php/investigacionteatral/article/view/2555/4450

[2] Alba Pons Rabasa. (09 de febrero de 2018). Los talleres Drag King: Una metodología feminista de investigación encarnada. 15 de septiembre de 2021, de Universidad Veracruzana Sitio web: https://investigacionteatral.uv.mx/index.php/investigacionteatral/article/view/2555/4450

[3] http://dianetorr.com/artist-bio/

[4] Judith Halberstam. (1998). Masculinidad femenina por Judith Halberstam. 15 de septiembre de 2021, de lasdisidentes.com Sitio web: https://lasdisidentes.com/2012/08/29/masculinidad-femenina-por-judith-halberstam/

[5] Alba Pons Rabasa. (09 de febrero de 2018). Los talleres Drag King: Una metodología feminista de investigación encarnada. 15 de septiembre de 2021, de Universidad Veracruzana Sitio web: https://investigacionteatral.uv.mx/index.php/investigacionteatral/article/view/2555/4450

[6] http://dianetorr.com/wp-content/uploads/2014/10/ContemporaryTheaterReview.pdf

[7] http://dianetorr.com/wp-content/uploads/2014/10/ContemporaryTheaterReview.pdf

[8] Leticia Inés Sabsay. (2006). La performance Drag King: usos del cuerpo, identidad y representación. 15 de septiembre de 2021, de Universidad de Buenos Aires y Universidad de Valencia Sitio web: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/30235/Documento_completo.pdf?sequence=1&isAllowed=y

[9]Alba Pons Rabasa. (09 de febrero de 2018). Los talleres Drag King: Una metodología feminista de investigación encarnada. 15 de septiembre de 2021, de Universidad Veracruzana Sitio web: https://investigacionteatral.uv.mx/index.php/investigacionteatral/article/view/2555/4450

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Nunca serás nada sin mí… 

Espacio Mostroso, ilustración: Siul Rodri

Deja un comentario