jueves , agosto 13 2020
Home / Humanismo y legalidad / El cuerpo de animalidad disminuida en tiempos pos-pandémicos

El cuerpo de animalidad disminuida en tiempos pos-pandémicos

Por: Aura Eloísa Álvarez Barrios (ae.alvarezbarrios@gmail.com)

Todo empezó mientras buscaba una que otra rareza musical en la web y encontré el anuncio de una empresa china de inteligencia artificial. Me encontraba en un nuevo hogar con algo de tiempo libre para pensar, estaba cayendo el día y recién había comenzado la cuarentena pandémica en esta latitud.

Sentí un poco de incomodidad por la banal publicidad interponiéndose en mi camino, pero luego agradecí su aparición porque detonó una reflexión bastante interesante acerca de esta máquina biológica a la que la sociedad llama cuerpo. Entonces vino a mi mente el proceso de bio-tecnificación de las mentes, los cuerpos y la sexualidad del ser humano que acontece en los tiempos actuales, y al cual el respetable Paul B. Preciado le dedica varias (muchas) líneas en su autobiográfico Testo Yonqui.

Bueno, se dice que este proceso se ha incrementado a la par del desarrollo de la tecnología. Ello ha causado temor en algunos seres humanos pues creen que la inteligencia artificial, empleada sin límites y con miras a identificar consumidores cautivos, dirige a la humanidad hacia Estados más autoritarios y, en general, hacia sociedades de control social exacerbado.

Los estudios de género y, especialmente, la teoría queer han abordado este tema. Dentro de esos campos de estudio, Donna Haraway ha hablado sobre la robotización humana y las implicaciones negativas de la inteligencia artificial en los cuerpos de los seres humanos, cuestionando el esquema capitalista y patriarcal de las sociedades humanas tecnificadas. Sobre todo, hace referencia a la pérdida de la animalidad y encuentra interesantes puntos de inflexión con las teorías construidas para estudiar y cuestionar el control social de los cuerpos.

Comencé por preguntarme si hemos empezado a perder nuestra animalidad para volvernos unos seres automatizados e informático-tecnificados e identifiqué una aceleración hacia la tecnificación del trabajo causada por la cuarentena, pues:

Nos levantamos a la mañana y lo primero que hacemos es ver el móvil o conectarnos a una computadora para iniciar la jornada laboral, asistimos a clases o a reuniones por Zoom, convivimos con la familia o amigos de forma virtual, es decir, vivimos gran parte del día en las redes sociales e interactuamos con otros seres humanos a través de los dispositivos al alcance. Cuando menos nos damos cuenta, terminamos por emular y seguir a los robots influencers como Micaela Sousa @lilmiquela Soy María @soymar.ia

Vemos series, leemos el diario, charlamos con nuestra madre, hablamos con personas cercanas, quizás comemos algo rápido mientras seguimos consumiendo información, vendemos nuestro trabajo, todo frente a una pantalla. Jugamos a los juegos que perviven en el mundo virtual, no obstante, creamos mundos paralelos virtuales para habitar en ellos mientras escondemos nuestro verdadero rostro detrás de una pantalla de luz azul.

¿Qué implica ello para la vida humana?, ¿modificará la forma del ser humano de vivir su existencia?, ¿qué le espera en torno al control biotecnosocial de los cuerpos en un futuro hiper-robotizado?, ¿cómo será la interacción social si el aislamiento social se vuelve parte de nuestra cotidianeidad?

En ese contexto, el ser humano se encuentra hiper conectado al mundo virtual, a los video juegos y a las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. En estos tiempos ya no se requiere salir de casa para sobrevivir, pero paradójicamente, se precisa quedarse en casa solo para dejar de vivir la vida.

Con el confinamiento actual las sociedades humanas han tenido que enfrentarse a nuevas formas de vivir, tele trabajar, hacer la compra, mantener la salud física y mental de sus integrantes; y todo eso, sin olvidar la importancia de salir triunfantes del encierro. Sin duda este es un tiempo en el que vale la pena cuestionar si el modo de vida actual ayudará a perpetuar la especie, o si la llevará a la ruina de forma acelerada. ¿Seguiremos siendo manipulados con la exaltación del ego y la implantación de sueños y deseos de consumo?

About Humanismo y Legalidad

Check Also

Yo era trans socializado

Artículo publicado originalmente en: https://medium.com/ escrito por Tess Tanenbaum

Deja un comentario