jueves , noviembre 15 2018
Home / Diversidad somos todos / DIVERSIDAD SOMOS TODOS

DIVERSIDAD SOMOS TODOS

¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros. Se distingue fácilmente de otros componentes de la sexualidad que incluyen sexo biológico, identidad sexual (el sentido psicológico de ser hombre o mujer) y el rol social del sexo (respeto de las normas culturales de conducta femenina y masculina).

La orientación sexual existe a lo largo del continuo que va desde la heterosexualidad exclusiva hasta la homosexualidad exclusiva e incluye diversas formas de bisexualidad. Las personas bisexuales pueden experimentar una atracción sexual, emocional y afectiva hacia personas de su mismo sexo y del sexo opuesto. A las personas con una orientación homosexual se las denomina a veces gay (tanto hombres como mujeres) o lesbianas (sólo a las mujeres).

La orientación sexual es diferente de la conducta sexual porque se refiere a los sentimientos y al concepto de uno mismo. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en sus conductas.

La orientación sexual está relacionada con las personas que nos atraen y con las que deseamos tener una relación de pareja. Las más comunes son gay, lesbiana, heterosexual y bisexual.

La orientación sexual es diferente del género y de la identidad de género.

La orientación sexual tiene que ver con quiénes te atraen y con quiénes quieres tener una relación romántica, emocional y sexual. Es diferente de la identidad de género. La identidad de género no se relaciona con quién te atrae, sino con quién ERES: hombre, mujer, intergénero, etcétera.

Esto significa que ser transgénero (sentir que tu sexo asignado es muy diferente del género con el que te identificas) no es lo mismo que ser gay, lesbiana o bisexual. La orientación sexual tiene que ver con quién quieres estar, mientras que la identidad de género se relaciona con quién eres.

 

Hay varios tipos de identidad relacionados con la orientación sexual:

Las personas que se sienten atraídas a un género diferente (por ejemplo, mujeres que se sienten atraídas por hombres, y hombres que se sienten atraídos por mujeres) por lo general se consideran “heterosexuales”.

Las personas que sienten atracción por personas del mismo género se suelen considerar “homosexuales” o “gais”. Las mujeres gay prefieren el término “lesbiana”.

Las personas que sienten atracción tanto por hombres como por mujeres se suelen autodenominar “bisexuales”.

Las personas que sienten atracción por diferentes posibilidades de identidad de género (hombre, mujer, transgénero, intergénero, intersexual, entre otras) pueden autodenominarse “panasexuales” o queer (“cuir”, según una adaptación al español).

Las personas que no están seguras de su orientación sexual pueden decir que están “en duda” o que son “curiosas”.

Las personas que no sienten ningún tipo de atracción sexual por nadie suelen llamarse “asexuales” a sí mismas.

Es importante notar que algunas personas no se sienten exactamente representadas por ninguna de estas etiquetas. Algunas personas no les gusta la idea de las etiquetas en absoluto. Algunas otras personas se sienten cómodas con algunas etiquetas y no con otras. Tú decides cómo quieres que se te describa, o no.

 

¿Cómo surge la orientación sexual?

No se sabe con exactitud por qué algunas personas son lesbianas, gais, heterosexuales o bisexuales. Según algunas investigaciones, es posible que la orientación sexual sea, en parte, el resultado de factores biológicos que comienzan antes del nacimiento.

La orientación sexual no es una elección y no se puede cambiar. Las personas no deciden a quiénes se sienten atraídas, y ni la terapia, ni los tratamientos, ni las persuasiones pueden cambiar nuestra orientación sexual. Tampoco se puede hacer que una persona sea gay. Por ejemplo, darle a un varón juguetes tradicionalmente fabricados para niñas, como muñecas, no lo convertirá en gay.

Muy probablemente hayas comenzado a darte cuenta de quién te atraía cuando eras muy chiquito. Esto no significa que tuvieras deseos sexuales, sino que podías identificar a las personas que te parecían atractivas o que te gustaban. Muchas personas dicen que sabían que eran lesbianas, gais o bisexuales incluso antes de la pubertad.

Si bien la orientación sexual se suele establecer en las primeras etapas de la vida, no es nada raro que el deseo y la atracción cambien con el paso del tiempo. Esto se denomina “fluidez”. Muchas personas, incluso los científicos e investigadores sexuales, consideran que la orientación sexual es como una escala que va de completamente gay a completamente heterosexual. Muchas personas no están en los extremos, sino en un punto en el medio.

 

Las personas, ¿escogen su orientación sexual?

¿Por qué algunas personas son hetero y otras gais? No hay una respuesta simple para eso. La mayoría de los expertos médicos, incluidos aquellos que pertenecen a la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) y la Asociación Estadounidense de Psicología (American Psychological Association, APA), opinan que la orientación sexual abarca una combinación compleja de factores biológicos, psicológicos y ambientales. Además, los científicos creen que los genes de una persona y los factores hormonales innatos desempeñan un papel importante.

La mayoría de los expertos médicos creen que, en general, la orientación sexual no es algo que una persona escoge voluntariamente. En cambio, se trata de un aspecto innato de quién es una persona.

About Alberto Luna Navarro

Check Also

El asesinato trans que inició un movimiento

Artículo publicado en https://www.thedailybeast.com escrito por Samantha Allen

Deja un comentario