martes , noviembre 13 2018
Home / Cuerpos transgresores / CUERPOS TRANSGRESORES III

CUERPOS TRANSGRESORES III

Compartiendo historias

Con la anuencia y autorización de los amigos de Asistencia Legal por los Derechos Humanos AC (ASILEGAL), una organización no gubernamental que trabaja en la defensa, promoción y difusión de los derechos humanos de grupos en situación de vulnerabilidad, seguimos compartiendo las historias que recopilaron sobre personas que han debido enfrentar ignorancia, discriminación y otras situaciones, mismas que fueron recopiladas en una publicación a la que titularon Cuerpos Transgresores.

 

Gwen, rompiendo estereotipos

Mi nombre es Gwen soy una mujer trans y desde los tres años soy consciente que todo aquello que es diferente a lo normativo es prohibido y lo supe desde aquella primera reprimenda donde fui agredida físicamente por mis padres por demostrar quién me sentía en el interior, desde ese momento decidí tratar de entrar en lo normativo que me marca al nacer hombre.

Al pasar el tiempo tuve más experiencias con aquello que es rechazado por no estar dentro de lo que se considera normal para hombres y mujeres.

Cuando llegué a la primaria pude verlo aún con más intensidad, una de mis compañeras era sumamente masculina y agresiva en su trato hacia los demás, motivo por el cual no era aceptada por mis otras compañeras y era motivo de burlas que se quedaban impunes ya que por más que ella pedía el auxilio de la profesora ella solo acataba a decir que eso le pasaba por no ser más niña, que si ella lo fuera no le pasaría nada de lo que le ocurría. No podía concebir la idea de que no la ayudaran y que la apartaran solo por no entrar en lo que se supone debía ser.

En mi último año de primaria tuve un encuentro muy significativo en cuanto aquello que es rechazado, uno de los compañeros de reciente ingreso era sumamente femenino y delicado, mis compañeros lo agredían, lo hacían a un lado, no lo elegían para los trabajos en equipos, en los deportes era aquel que nadie quería elegir para su equipo y por lo general siempre era el último que elegían. Al ver eso mi miedo a expresar quien era aumentaba más y más.

Así hasta que ingresé a mi licenciatura fue cuando decidí no relegar más quien era, así como decidí no ser parte de aquellos que rechazaban a los demás por lo que eran. Y debido a ello tuve que afrontar tal vez una de las etapas más difíciles de mi vida al ser expulsada de mi hogar viéndome rechazada por aquellos que decían amarme incondicionalmente; más eso no fue motivo para retractarme del camino que decidí seguir.

Luchando logré ser reconocida como una médica trans la cual se niega a invisibilizar su condición siendo esta mi forma de luchar no solo por mi causa sino por todos aquellos quienes, como yo son disidentes, rompiendo el estereotipo de una condición, con el estereotipo de una de las profesiones más respetadas.

 

GLOSARIO BÁSICO sobre terminología relativa a grupos e identidades LGBTI+

ESTIGMA. El estigma puede entenderse en general como un proceso de deshumanización, degradación, desacreditación y desvalorización de las personas de ciertos grupos de la población (…). El objeto del estigma es un atributo, cualidad o identidad que se considera «inferior» o «anormal», se basa en una concepción social de lo que somos «nosotros», en contraposición a «ellos», que confirma la «normalidad» de la mayoría mediante la desvalorización de «los otros». «Las víctimas del estigma son siempre aquéllos que no se ajustan a la ‘norma social’, lo que en algunos casos se relaciona con ‘su género o identidad de género, su orientación sexual, o la casta o raza a la que pertenecen’».

About ASILEGAL

Check Also

Mujer fuerte: se puede llorar, gritar… tirar la toalla de vez en cuando

En la intimidad con Lotta

Deja un comentario