jueves , noviembre 15 2018
Home / Baja California / Cuchilla: con “c” de cruising, “h” de homofobia y “a” de amor

Cuchilla: con “c” de cruising, “h” de homofobia y “a” de amor

Letras para el colectivo… letras con orgullo

“Cuchillo de doble filo” de Luis González de Alba (1944) nos cuenta la historia de un amor que sólo existía en la confidencialidad de la noche y una caseta de jardín.

La novela nos habla principalmente de Agustín, sobre una antigua relación la que recuerda constantemente con una canción griega “O paliatzis” a la que el autor traduce como “El ropavejero”, sus encuentros que tiene con otros hombres y su relación con Licino.

“Llévate lo que quieras, ropavejero, porque ya no está conmigo y no tengo fuerzas para mirar nuestras cosas comunes…”, “Llévate lo que quieras, ropavejero, pues ya no vive él conmigo…” Es con esta canción que Agustín recuerda su relación con Esteban, a lo largo de la novela, Agustín cita esta canción mostrándonos su vulnerabilidad, una herida que es sólo para él, a la que los demás no tuvieran acceso ni conocimiento, que, y como va transcurriendo la historia, podemos apreciar una de las causas.

Sobre los encuentros de Agustín, hablamos de encuentros casuales y meramente sexuales, en baños salas de cine, parques, vía pública, etc., a los que hoy conocemos como “Cruising”, aunque Agustín los relata en su mayoría con placer, hay una parte de esta narrativa que esconde un contexto homofóbico, si repasamos, el “Cruising” además de permitir el encuentro sexual, se realizaba también como medida de seguridad, donde sólo los integrantes del colectivo podían entender el argot gay, y por lo tanto proteger de amenazas o ataques de posibles ambientes homofóbicos.

Aunque en la recapitulaciones que hace Agustín no se mencionan ambientes de riesgo o agresivos, sí hay una historia que cuenta, y es en la única donde se menciona su cargo laboral, donde se le propone ocupar la dirección la facultad de psicología, es entonces donde el Dr. Agustín Escutia se debate si aceptar el puesto o dejarlo pasar, y aceptarlo conllevaría a limitar sus encuentros sexuales, tanto por propia seguridad como la de la institución.

Y ya en un tercer y último punto está la relación con Licino Munguía, el jardinero del parque que Agustín frecuenta, aunque existe atracción entre ambos personajes, Licino es más reservado, constantemente regaña a Agustín de su falta de pudor y vergüenza, este último le cuenta sobre sus encuentros casuales y aunque Licino responde con desapruebo y negativa de las conductas de Agustín suele dejar la posibilidad con un “Ya veremos” a contacto más íntimo.

Agustín le cuenta sus encuentros a Licino con el fin de excitarlo y tener un encuentro, sin embargo Licino no lo permite y suele mencionar a su esposa e hijos, es cuestionado en múltiples ocasiones si quieres a Agustín, a lo que responde que sí, pero de modo distinto, y lo suele acompañar la siguiente pregunta “¿Cómo puedo querer a otro hombre?”.

Al final podemos ver como maneja Agustín estas tres esferas o situaciones, y como conjuntarlas en una sola esencia, y como es llevar diferentes máscaras, máscaras que muchas veces no pueden coexistir, sino que deben de dar lugar a lo que hay detrás de estas, y así como decidamos manejar nuestras situaciones pueden ser un arma a nuestro favor, son embargo hay que tener cuidado en no darle el doble filo del que habla el título, inspirado en la siguiente canción.

“Amor, te convertiste en cuchillo de doble filo”

Letra: Mijalis Kakoguianis

Música: Manos Jatjidakis

Cantante: Melina Mercuri

Amor que te volviste cuchillo de doble filo,

antes me diste sólo felicidad,

más hoy ahogas la felicidad en lágrimas,

no encuentro orilla,

no encuentro curación.

(bis)

Fuegos se encienden en sus ojos,

las estrellas caen cuando me contempla.

Apaguen las luces,

apaguen la luna

para que cuando me llegue,

mi dolor no vea.

 

About César Espinosa

Check Also

Tolerancia: celebran 50 años de inclusión espiritual en Querétaro

Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana (comunicado)

Deja un comentario