martes , noviembre 13 2018
Home / Compartir / CÓMO SER SOLO UNA ESTADÍSTICA MÁS ( LA VIDA DE LAS PERSONAS TRANS )

CÓMO SER SOLO UNA ESTADÍSTICA MÁS ( LA VIDA DE LAS PERSONAS TRANS )

Por Denisse Valverde Iturralde

Cada dos días asesinan a una mujer trans en el mundo, el 81% de los menores trans piensan en el suicidio, el 41% lo intenta, el 5% lo logra.
Los mensajes de odio y mofa en las redes sociales, se convierten en agresiones en las calles, en la escuela, en el trabajo y hasta en casa.
Esos cómicos de segunda, que su cerebro no da para más, y se burlan de la condición de las personas trans, con el beneplácito de un público ignorante del tema y replica lo que escucha, cuando ve a una persona trans en la calle, burlándose por esta desinformación.
Parar el odio y la transfobia, es tarea de toda la ciudadanía.
Es de sorprenderse, que hombres entrados en los 50s, 60s u 80s, se asuman ahora como mujeres, y la gente cree, que así es la transexualidad, hoy amanecí con ganas de ser mujer y critican, sin saber el infierno que vivió esta persona por no poder asumirse como quería, si pueden ver el bullying que hoy se vive, pueden imaginar, la agresión en los años 20s o 30s, que tuvieron que reprimir su identidad, asumiendo muchas veces, una vida falsa con hijos y esposa, negándose a salir del closet donde se encontraban en comodidad, aunque muriendo día con día, con una vida frustrada.
Entendiéndose que se es mujer desde que se nace, aunque muchas veces no nos atrevemos a manifestarlo, porque te hacen sentir anormal, como un monstruo lleno de pecado.
Cómo una niña de 6 años puede explicar, cómo se siente y su identidad, si la primera agresión llega de la familia, reprimiendo. Es por eso que ahora ancianos son mujeres manifiestas, porque a pesar de que sigue existiendo ignorancia al tema, ahora hay un poco mas de tolerancia.
En países latinoamericanos, el 99% de las mujeres trans se ven obligadas a ejercer trabajo sexual, ya sea para mantenerse, porque son echadas a la calle, por asumir su identidad, o se ponen a trabajar ahí, porque en otro lugar no se les da.
Muchas, con este trabajo, mantienen una familia, a mamá, papá, sobrinos, hermanos y abuelos, se convierten en cabecera de familia.
No dan trabajo a una mujer trans en empresas o el mismo gobierno, contadas son en México las que lo han logrado.
No quieren mujeres trans como maestras, como niñeras o alguna otra profesión, por el estigma creado por grupos de ultra derecha y principalmente la iglesia, con grandes campañas de desinformación, donde nos ven como depredadores sexuales o enfermas mentales.
Hay que soportar que nos llamen por nombres que no nos gustan, con un genero que no nos identifica, y con un físico o apariencia que no quieren aceptar.
Solo somos estadísticas cuando asesinan a una mujer trans y nunca se resuelve el caso, dando carpetazo la policía y la indiferencia de la sociedad; solo somos estadística cuando nos quieren contar para saber cuántas de nosotras trabajamos en calle, pero no preguntan cómo sacarnos de aquí; cuándo habrá estadísticas con propuestas de educación, empleo y salud, cuándo habrá estadísticas , que más mujeres, hermanas trans, se unan en esta indignación que nos está matando e invisibilizando.
Por lo pronto levanto la voz por todas, porque sé que más se unirán a esta lucha de supervivencia en una jungla de asfalto, que cada día se vuelve mas hostil y fría.
Aquí esta mi mano, dónde esta la tuya, la estamos esperando…

About Denisse Valverde Iturralde

Check Also

Universitarios piden en el Congreso prevenir discriminación e intolerancia

Conversatorio juvenil en Querétaro (comunicado) 

Deja un comentario