viernes , julio 1 2022
Home / Humanismo y legalidad / Bullying homofóbico en Latinoamérica dentro del contexto adolescente

Bullying homofóbico en Latinoamérica dentro del contexto adolescente

Humanismo & Legalidad

El bullying homofóbico, aún hoy se encuentra invisibilizado en algunos países del mundo. La educación es la herramienta principal para prevenir este fenómeno, para esto debe tener dos objetivos claros: informar a los estudiantes sobre la problemática y sus efectos y a su vez destruir prejuicios y estereotipos utilizados para explicar dicho fenómeno.

La problemática referente al bullying homofóbico es de carácter universal, lo que significa que ha alcanzado un reconocimiento a nivel mundial. Implica violaciones tanto, de los derechos de los estudiantes como de los docentes, impidiendo así, el poder acceder a una educación de calidad para todos. Sin embargo, aún no existe demasiada preocupación a la hora de abordar tanto sus causas como sus efectos.

Esto se acentúa, considerando que los principales afectados en esta problemática, son niños, niñas y adolescentes. Viéndose vulnerados, debido a este tipo de hostigamiento ciertos derechos humanos, como lo son: la integridad psicológica, la integridad física, la vida, la expresión de la propia orientación sexual, la igualdad y no discriminación y, la educación.

Aunque es una problemática que en los últimos años ha sido reconocida mundialmente, como un problema social y de salud, aún es difícil estimar la frecuencia con la que se presenta. Unesco (2013), recoge algunos datos de  estudios de investigación y concluye que: “Aunque relativamente pocos países han recopilado datos sobre bullying homofóbico en centros educacionales, la evidencia disponible proveniente de todas las regiones del mundo sugieren que la magnitud del problema es importante.”

A la problemática en sí del bullying homofóbico, se le suma otro conflicto que es el de abordar las temáticas implicadas, como lo son la diversidad sexual y la sexualidad, en términos generales, en el sistema educativo. Esto se puede ver reflejado en los distintos estudios incipientes que abordan la homofobia en este espacio.

Al respecto Ruíz, S (2009) advierte, que estudios han ratificado y confirmado que en América Latina son los niños, niñas y adolescentes LGBTI quienes aparentemente sufren más violencia. Esta última percibida en “discriminación” y “bromas pesadas”, lo que se potencia con la falta de respeto de las propias autoridades, de los centros educativos.

Por otro lado, respecto a la diversidad afectiva- sexual, cabe destacar la existencia a nivel internacional de la declaración de los Principios de Yogyakarta (2007). Allí se aborda, “(…) la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género”, el mismo cuenta con 29 principios, donde el principio 16 se refiere a que: “Toda persona tiene derecho a la educación, sin discriminación alguna basada en su orientación sexual e identidad de género, y con el debido respeto hacia estas.”

El término bullying se popularizó recientemente, pero la problemática en sí no es reciente. Sus orígenes datan de la década de los 70, de la mano del sueco Dan Olweus quien realiza los primeros estudios sistemáticos sobre el tema. Luego de estos primeros estudios, la problemática cobra interés a nivel internacional.

Comienza entonces a manifestarse una fuerte producción académica e investigativa al respecto. En lo que refiere específicamente al Bullying Homofóbico la producción académica internacional es incipiente, y a nivel nacional se podría determinar que es inexistente. Tal como sugiere Unesco (2013) “De la información procedente de varios países se desprende claramente que estar sometido a bullying homofóbico genera: Disminución de la asistencia a clases, deserción escolar temprana, logros y rendimiento académico deficientes.” Respecto a la prevalencia de este fenómeno, aún es difícil de estimar.

La guía de la Unesco (2013) recoge una variedad de datos de diferentes estudios de investigación. Allí se expone un gran porcentaje de estudiantes lesbianas, gay y bisexuales, quienes informaron la existencia de bullying homofóbico en diferentes países latinoamericanos, en Chile (68%), Guatemala (53%), México (61%) y Perú (66%) y un dato preocupante es el de Brasil, donde “más del 40% de los hombres gay informaron que habían sido agredidos físicamente en la escuela.”

En lo que respecta a las repercusiones psicológicas de este fenómeno, existen varios estudios que lo abordan. Uno de ellos, es el que mencionan J, Generelo y J, Pichardo (2005), el cual fue realizado por Fontaine, en el año 1998. Dicho estudio arrojó los siguientes datos: “(…) Muchos/as adolescentes creen que sufren una patología mental o una enfermedad, dicha autopercepción resulta en problemas emocionales como la depresión, la vergüenza, la culpa, una baja autoestima, el auto rechazo o la ambivalencia frente a su propia orientación sexual”

Como conclusión puedo decir que el desconocimiento sobre dicha temática, sienta sus bases en las confusiones y estereotipos que se relacionan tanto con la sexualidad como con la identidad de género, si bien se han encontrado en los centros educativos, conceptos básicos de homosexualidad y actitudes homófilas, considerando que ambas cuestiones ya no son temas tabúes; de todos modos, se visualiza de una forma contundente, la existencia de posturas radicalizadas de rechazo, las cuales se manifiestan de manera frontal o en tercera persona, y que en su mayoría coinciden en el hecho de que es notoria la preocupación sobre la existencia de indiscutibles carencias del sistema educativo a la hora de abordar temas como la sexualidad y la diversidad. Carencias que van desde la falta de recursos materiales, a ciertas dificultades del propio cuerpo docente para abordar dichas temáticas e intervenir sobre la problemática en cuestión, pero sobre todo y lo más alarmante es que, insisten en el hecho de que el sistema educativo no es un lugar seguro para los adolescentes LGBT.

Para más información, comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo y Legalidad Consultores, S.C. en favor de la población LGBT+, les invitamos a comunicarse al correo contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

Amorín, D. (2010) Apuntes para una posible psicología evolutiva. Cuadernos de Psicología Evolutiva Tomo I. (pp. 121-128). Montevideo. Psicolibros – Waslala.

Cáceres, C. (coord.) (2011) Estudio a través de Internet sobre “Bullying”, y sus manifestaciones homofóbicas en escuelas de Chile, Guatemala, México y Perú,   y su impacto en la salud de jóvenes varones entre 18 y 24 años (Informe Final). Instituto de Estudios en Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano / Universidad Peruana Cayetano Heredia en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud. Lima. Recuperado de: http://www.iessdeh.org/usuario/ftp/Informe%20Final%20Bullying.pdf

Pichardo, J. (2007) Actitudes antes la diversidad sexual de la población adolescente de Coslada (Madrid) y San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria). Ayuntamientos de Coslada y San Bartolomé de Tirajan, Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. Madrid: FELGBT. Recuperado de: http://www.felgtb.org/rs/467/d112d6ad-54ec-438b-9358- 4483f9e98868/c11/filename/adolescentes-ante-la-diversidad-sexual2.pdf

Principios de Yogyakarta sobre la Aplicación de la Legislación Internacional de Derechos Humanos en Relación con la Orientación Sexual e Identidad de Género.(2007).Recuperado de: http://www.yogyakartaprinciples.org/principles_sp.pdf

Ruiz, S. (2009) Diversidad sexual en las aulas. Evitar el bullying o acoso homofóbico. Cuadernos Plural, 02. Badajoz. Fundación Triángulo Extremadura. Recuperado de: http://ceip.edu.uy/IFS/documentos/2015/sexual/materiales/Aula_PLURAL.pdf

UNESCO (2013) Respuestas del Sector Educación frente al Bullying Homofóbico. Publicación de la Serie Buenas Políticas y Prácticas para la Educación en VIH y Salud. 8. Santiago de Chile: UNESCO. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0022/002229/222918S.pdf

 

About Humanismo y Legalidad

Check Also

 ¡No tengo que nada!… 

Espacio Mostroso, ilustración: Siul Rodri

Deja un comentario

Hermoso…