domingo , agosto 19 2018
Home / Humanismo y legalidad / Baños neutros: Apuesta por la inclusión

Baños neutros: Apuesta por la inclusión

Por: Ana Lucia Borges Arroyo.

El baño es uno de los espacios públicos más privados que existen, un lugar para realizar una necesidad fisiológica básica de todo ser humano. Decidir a qué baño entrar no supone problema alguno, una simple división binaria: baño de hombres o baño de mujeres. ¿Pero realmente es así de sencillo?

Al nacer se nos asigna un sexo y se nos enseña que no podemos entrar a un baño que no corresponde a nuestro sexo biológico, que el binarismo es una medida de protección para mujeres, niñas y niños para no ser violentados y que ha sido creado por seguridad, los cambiadores de pañales sólo existen en el baño de mujeres porque dentro de la construcción de género se nos impone que somos nosotras quienes tenemos que realizar está tarea fortaleciendo el sistema heteropatriarcal de la división de sexo. Así algo tan común y rutinario como ir al baño tiene un trasfondo lleno de desigualdades.

Todo es distinto cuando una persona necesita ir al baño, pero no se siente identificada con su sexo biológico, complicándose aún más si se encuentra en un proceso de transformación, porque los coloca en una bifurcación: ¿entrar al sitio que representa su sexo asignado o al del género con el cuál se siente identificado? Sea cual sea su decisión sabe que en ambos puede sufrir múltiples situaciones desagradables, incómodas y/o violentas. Un ejemplo de lo anterior se presenta en niñas y niños Trans, quienes, en sus escuelas, no cuentan con aceptación ni empatía por parte de los alumnos, profesores y directivos, siendo presionados incluso también por padres de familia para que cumpla con el rol socialmente aceptado y asignado a su sexo, en este contexto la falta de identidad legal agudiza la problemática.

Pero también tenemos casos de éxito, en este año en la Ciudad de México, se dio un gran paso. Sophia una niña trans de 6 años, logró la modificación de su acta de nacimiento, cambiando su nombre e identidad de género de manera legal, todo este procedimiento mediante un trámite administrativo en el Registro Civil sin necesidad de entablar un juicio, ahora Sophia puede acceder al baño de las niñas sin temer por su decisión[1].

La visión genitalizada del género ha puesto una barrera cultural en muchos aspectos, en una sociedad con discursos y creencias heteronormativas se dificulta la implementación de políticas públicas enfocadas en la no discriminación e integración de la comunidad LGBTTTI por lo que los esfuerzos del gobierno deben ser mayores, debido a que, para algunas personas, un tema tan simple y básico, como los baños  de género neutro parece insignificante por no representar un “problema importante y prioritario” de la sociedad.

Algunos gobiernos de Europa, América Latina y Estados Unidos ya cuentan con Baños de Género Neutro, en México, la Universidad Iberoamericana y el Tecnológico de Monterrey (Campus Querétaro) han abierto estos lugares en donde puede acceder toda persona sin importar su identidad o expresión de género.

En México no se conoce una cifra exacta de cuantas personas Trans e intersexuales habitan en el país, para el 2010 la Secretaria de Salud Federal estimaba que existían 4,490 transexuales en México[2]. El hecho de que no existan cifras completas y específicas significa que no se visibilizan sus necesidades y requerimientos básicos para gozar de la igualdad a la que todos tenemos derecho.

Según la Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2010[3] publicó que 4 de cada 10 personas creen que las preferencias sexuales provocan divisiones entre las personas y 1 de cada 10 consideran que deberían ocultar su preferencia sexual. Cifras preocupantes que refuerzan la idea de la necesidad de crear este tipo de espacios para prevenir manifestaciones de discriminación.

¿Qué papel debe cumplir el Estado al respecto?

Implementar una política pública inclusiva donde se habilite la construcción y/o modificación de estos espacios mediante una planeación minuciosa, estratégica e integral para generar igualdad, equidad y seguridad pero que también se enfoque en prevenir la señalización, discriminación y violencia generando relaciones desiguales. Un ejemplo de ello sucedió en la Universidad de Toronto, Canadá, donde dos hombres grabaron a dos chicas duchándose en un baño mixto por lo que autoridades de la Universidad decidieron regresar a la división, pero esta vez de acuerdo al género con el cual se sintieran identificados, siendo esta una variante de los Baños neutros[4]. De igual manera se han planteado espacios individuales y sin etiquetas porque si bien se trata de una acción para visibilizar a la comunidad LGBTTTI, específicamente a las personas Trans e Intersexuales, también es incluyente para personas pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad quienes igualmente pudieran sentirse discriminados en algún baño público.

Para más información, comentarios relacionados con este artículo o para conocer las acciones y el trabajo que realizamos en Humanismo & Legalidad en favor de la población LGBTTTI, les invitamos a comunicarse al correo  contacto@humanismo.mx, o visitar nuestras redes sociales.

 

[1] Sophia, la niña trans que abrió el camino a los menores con esta identidad en México. (19 de octubre de 2017), Verne, El país, recuperado de https://verne.elpais.com/verne/2017/10/19/mexico/1508448638_529645.html.

[2] Gaceta Oficial de la Ciudad de México, Publicada el 31 de enero de 2017, disponible en http://www.sds.cdmx.gob.mx/storage/app/uploads/public/589/39a/7c6/58939a7c6aa6a546068336.pdf

[3] (2010), Encuesta Nacional sobre discriminación en México, En Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Ed), México, disponible en: http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Enadis-2010-RG-Accss-002.pdf

[4] Emol (25 de abril de 2016), Baños unisex: ¿Son la respuesta óptima para los conflictos de género en espacios públicos?, Emol. Tendencias, disponible en: http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2016/04/25/799719/Banos-unisex-Son-la-respuesta-mas-optima-para-los-conflictos-de-genero-en-espacios-publicos.html

About Humanismo y Legalidad

Check Also

EL MUXE OCULTO

Por: Benjamín García Aguirre (contacto@humanismo.mx)

Deja un comentario